Daihatsu: pequeño, pequeño

Parece que en Daihatsu les ha dado un ataque de jibarismo o de liliputismo. Sus dos modelos estrellas en Frankfurt son mínimos, pequeños, reducidos… Son el Copen y el ai, dos elegantes y diminutas creaciones.

El Copen tiene a gala ser el más pequeño de los roadster del mundo. Recuerda por formas a un Ford Streetka, pero es mucho más pequeño y coqueto. Es, claro, un biplaza que, para moverse, utiliza un motor de sólo 650 cc. Con tan mínimo corazón, el Copen logra 68 CV, una potencia que, con su ligereza, lo mueve a 170 km/h sin ningún problema. El par máximo se sitúa en 10 mkg.Para su reducido tamaño, el Copen va muy servido. Tiene techo retráctil automático y un elegante y completo equipamiento.No más grande es el “Ai", un concepto de sorprendentes formas cúbicas, “una caja con ruedas", se dice por el Salón. Este Ai, “atractive inteligent", tiene una longitud de 2,60 metros, una altura de 1,47 y una anchura de 1,55 metros. La batalla se reduce a sólo 1,75 metros.

En tan minúsculo espacio se ha colocado un motor de tres cilindros y 12 válvulas que logra entregar 47 CV y 5,6 mkg. La gran virtud que le da este tamaño al Ai es la frugalidad: con sólo 3,8 litros de gasolina se recorren 100 km.