Daewoo sigue recortando plantilla en sus filiales

El endeudado fabricante amplía su política de despidos en el extranjero como un primer paso para reducir su presencia en otros mercados. 6.500 de sus trabajadores en otros países se verán obligados a abandonar su puesto de trabajo.

El fabricante surcoreano parece dispuesto a aplicar el amargo plan de recetas que Andersen Consulting le aconsejó para facilitar sus posibilidades de supervivencia.
La última noticia que proviene desde Corea del Sur es que Daewoo Motor suprimirá 6.500 empleos en sus filiales, lo que representa el 14 por ciento de su plantilla en otros países, integrada actualmente por 46.000 trabajadores.
La actual política empresarial indica que el fabricante plantea su retirada de varios mercados. Según un portavoz de la empresa, esta iniciativa se enmarca en el plan de reestructuración puesto en marcha por la compañía. Esta decisión supondrá la venta o el cierre de los concesionarios de la firma surcoreana en Japón, Hong Kong, Tailandia y Birmania.
En la India y en Polonia tampoco parece que la situación sea mucho mejor. La filial de Daewoo en Polonia anunció el pasado mes la supresión de 1.294 puestos de trabajo de los 4.900 empleados con los que cuenta la fábrica de Varsovia. En la India la compañía eliminará 865 de los 2.880 puestos de los que dispone.
Además de estos recortes, los acreedores y la dirección de Daewoo han acordado la puesta en marcha de un programa de reestructuración de la empresa. La finalidad de este plan es convertir a Daewoo en un plato apetecible para otro fabricante, especialmente para el consorcio General Motors-Fiat. Este programa supone la reducción de la plantilla en una tercera parte, con la supresión de 6.884 empleos.

Los mejores vídeos