Críticos del PSC aplazan el debate interno a después de las elecciones

Inquietud en sectores del partido por el rechazo frontal de Navarro a la secesión

Colectivos críticos con la dirección del PSC han asegurado que posponen el debate interno hasta después de las elecciones catalanas del 25 de noviembre.

Según han explicado a Europa Press varias fuentes del partido, ahora lo que toca es abogar por la unidad interna ante unos comicios que se prevén difíciles, donde para algunos, el partido se juega la condición de segunda fuerza política.

Ante una coyuntura que perciben complicada, movimientos críticos con la dirección como 'Avancem' o el grupo de colaboradores más cercano a Montserrat Tura evitarán hacer polémicas, aunque su objetivo es tras seguir trabajando para cambiar el PSC tras los comicios.

De he hecho, Tura ya ha indicado que no estará en las listas y, como avanzó Europa Press este sábado, regresará al sector sanitario, del que procede.

Otras fuentes del partido han lamentado el discurso que ha hecho este domingo el primer secretario y recién proclamado candidato, Pere Navarro, por su actitud de rechazo frontal a la independencia: 'En el PSC debe caber todo el mundo, federalistas y personas que van más allá', han agregado.

En el consejo nacional de este domingo, se ha visualizado que en la dirección del PSC, no todo el mundo comparte las tesis de Navarro.

En la ejecutiva del viernes, se acordó no cumplir con el mandato de elegir el candidato mediante primarias abiertas a la ciudadanía, como aprobó en diciembre el congreso del PSC, órgano supremo del partido.

A diferencia de otras ocasiones donde se aprueban las cosas por asentimiento esta vez se votó, y la supresión de las primarias salió adelante aunque con cuatro abstenciones, y jóvenes valores en alza, como Rocío Martínez-Sampere, reivindicaron más participación de las bases.

En el Consejo Nacional, se ha refrendado la propuesta de la dirección, aunque también ha habido abstenciones y votos en contra.

Han intervenido en el debate una veintena de personas, la gran mayoría favorables a no hacer primarias porque tras el adelanto electoral no hay tiempo para hacerlas, y aunque SI e ICV las harán, un consejero nacional ha recalcado que para el PSC es más complicado puesto que tiene más afiliados.

Aunque han sido escasas, ha habido consejeros nacionales que han emitido críticas a la decisión de la dirección a no hacer las primarias.

SECTOR CATALANISTA

El denominado sector catalanista del PSC vuelve a evidenciar cuál es su peso orgánico.

Si en el congreso de diciembre, el candidato 'obiolista' Joan Ignasi Elena logró el 25% de apoyos de los delegados, este domingo el 23 por ciento de los consejeros nacionales ha votado a Tura, que a lo largo de su trayectoria siempre ha sobresalido por sus convicciones catalanistas.

Uno de los interrogantes es si las próximos comicios son las listas y si serán de integración con todas las sensibilidades, como ha ocurrido históricamente.