Crisis petrolífera: comienzan las ayudas del Estado

Las tan demandadas ayudas para agricultores y pescadores por el alto precio del gasóleo se aprobarán mañana. Así lo ha anunciado la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa.

Crisis petrolífera: comienzan las ayudas del Estado
Crisis petrolífera: comienzan las ayudas del Estado

El plan ideado por el Ejecutivo socialista establece una rebaja en los módulos del IRPF que pagan agricultores y pescadores, así como la devolución del impuesto de hidrocarburos a los agricultores, ya que los pescadores no pagan esta tasa por el gasóleo profesional.Estas medidas, según el secretario de Estado de Economía, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, serán transitorias y estarán vinculadas al precio del petróleo.Fernández Ordóñez ha justificado este plan señalando que estos sectores no pueden repercutir el aumento del precio del crudo en sus productos, como sí han hecho los transportistas, con lo que están siendo los colectivos más perjudicados por el alza del petróleo.El secretario de Estado de Hacienda ha sido rotundo en negar una rebaja en el impuesto sobre hidrocarburos, una reclamación realizada por transportistas, empresas de ambulancias y taxistas, ya que, por experiencias en crisis energéticas anteriores, es desaconsejable. Además, la Unión Europea ha recomendado que no se tomen medidas en este sentido. Para Fernández Ordóñez, si la subida del crudo la tiene que asumir el Estado, algo que ocurriría con la eliminación o rebaja de esta tasa, no se estimularía el ahorro energético, que se ha demostrado como clave en anteriores “crash" petroleros.La ministra Espinosa también ha recalcado que estas medidas “respetan la normativa comunitaria y no son ayudas de Estado", como, según ha resaltado, las que tomó en la anterior legislatura el gobierno del Partido Popular.En este sentido, el ministro de Economía, Pedro Solbes, ha recalcado que los elementos de compensación para agricultores y ganaderos se realizarán en las declaraciones fiscales de los profesionales. El fin primordial de estas políticas es el de “no distorsionar los precios" y, con ello, no mandar un “mal mensaje a los mercados y usuarios". Preguntado por cómo ve la evolución de los precios del crudo, Solbes ha indicado que “todos pensamos que los precios son altos, que hay una prima en estos momentos como consecuencia de elementos especulativos, que en algún momento deberían empezar a bajar, porque los fundamentos no justifican que los precios estén así". Aunque, ha añadido que “nadie tiene la bola de cristal para saber cuándo bajarán los precios".Al mismo tiempo, contradiciendo a Solbes, el coste del petróleo sigue batiendo récords. El mercado norteamericano cerraba ayer con el barril de crudo de Texas al borde de los 55 dólares. Esta nueva subida viene motivada, según los expertos, por la preocupación por el bajo nivel de las reservas almacenadas en los Estados Unidos, especialmente del gasóleo. El Brent, de referencia en el Viejo Continente, también ha cerrado su sesión de cotización por encima de los 50 dólares, acumulando una subida del 3,5 por ciento frente a la jornada precedente. Hacienda ingresa 70 millones de euros adicionales por cada dólar que sube el crudo. Así lo ha reconocido el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quién también ha indicado que el alto precio del crudo disuade el consumo, por lo que los ingresos por tributos no han aumentado en igual manera que el coste del petróleo.

Los mejores vídeos