Crean el antichoques electromagnético

No trabaja para ninguna multinacional, es un funcionario de la Junta de Castilla y León, una persona que, tras un accidente de circulación, se puso a investigar sobre métodos de Seguridad Vial. Sus pesquisas han dado resultado: ha inventado un sistema que evita que los vehículos colisionen.

21 muertos en las carreteras españolas durante el fin de semana
21 muertos en las carreteras españolas durante el fin de semana

Se llama José Carlos Piñero y su nombre, junto con su invento, ya figura en la oficina de patentes. Ha creado un sistema que evitará que los coches impacten “por mucha velocidad que lleven". La idea en realidad no es nueva. En 1983, el físico alemán Meissner descubrió que se puede lograr que los objetos leviten mediante impulsos magnéticos. Su principio ya se ha llevado a la práctica en Japón, donde existen trenes que circulan sin tocar el suelo, mediante imanes. Como no hay rozamiento, consiguen velocidades récord. Ahora, Piñero ha aplicado la misma base científica, pero –esta vez- para “salvar vidas", según asegura. Siguiendo los principios de Meissner, “si un material superconductor se coloca en un campo magnético y luego se enfría por debajo de su temperatura crítica, el flujo magnético, originalmente presente, es expulsado del material". Es decir, lo que estudiábamos en el colegio de cómo los imanes se repelen se puede aplicar a los vehículos. Según explica Piñero, si este sistema se instalara en dos vehículos y éstos fueran a colisionar, un sensor de proximidad detectaría la presencia del otro cuerpo y se activaría un campo magnético entre los dos que evitaría el golpe. En los gráficos que ha presentado este inventor se puede ver cómo los sensores se colocarían en la parte anterior y posterior del vehículo, así como en las puertas laterales. El invento ha sido inspeccionado por los ingenieros de la Cámara de Comercio de Valladolid. Según sus cálculos, el coste de la instalación de este sistema “no sería mucho". Por eso, le han animado a que continúe desarrollando su idea. Si el invento prospera, los choques, las magulladuras y multitud de accidentes serán cosa del pasado.