Covisint cambia de presidente

Hace sólo 14 meses que Kevin English asumió la presidencia de Covisint, el enorme portal de comercio electrónico para fabricantes y proveedores organizado por los principales constructores del mundo. Covisint arrastra importantes pérdidas y no acaba de convertirse en lo que se esperaba de ella, el sitio de B2B más importante del planeta.

Harol Kutner, un veterano ejecutivo de General Motors (fue vicepresidente de compras), ha dejado su retiro de oro para hacerse cargo de

Covisint</font color="#0000CC"> . A sus 61 años, Kutner reemplaza a English y asume el reto de dirigir una compañía nacida para ser líder y que lleva un rumbo muy poco fiable.

El nuevo presidente ya formaba parte del consejo de administración de la plataforma de comercio desde que se retiró en 2001. Se define a sí mismo como uno de los primeros visionarios de Covisint y asegura que confía en las posibilidades del portal como negocio rentable en Internet.

Covisint nació en 2000 como consecuencia de un acuerdo entre GM, Ford y DaimlerChrysler al que luego se unieron Nissan y Renault. Concebido como un enorme mercado online, nunca ha logrado las cifras de ganancias que se presupuestaron. Con la crisis de Internet, el portal entró en un terreno difícil y todavía no ha salido. Fruto de esa zozobra es el abandono de English. También lo es la cadena de despidos que prepara la compañía, unos 80 ó 100 empleados de los 300 trabajadores que tiene, según diferentes fuentes.