Cortes de tráfico en Italia para luchar contra la contaminación

La contaminación se ha disparado en Italia, donde los índices que se consideran de alerta ya se han superado ampliamente. Para atajar el problema, más de 60 ciudades han decidido restringir el tráfico. De momento, los coches podrán circular en días alternos y, si no se soluciona el problema, capitales como Milán podrían quedar completamente cerradas a los conductores.

Según ha anunciado el presidente de Lombardía, Roberto Formigoni, a partir de mañana, se establecerá el tráfico alternativo de los vehículos en función de su número de matrícula. Este sistema, que también se aplica en la capital de México, prohibe que los coches que acaben en número par circulen un día y los impares, al día siguiente.

La sequía que arrastra Italia ha agravado el problema de contaminación atmosférica que ya sufría, por lo que, según Formigoni, si el tiempo no cambia, prohibirán la circulación en el área de Milán incluso en días laborales. Dicha ciudad registra los límites de contaminación más altos de todo el país, pero también es una de las urbes más pobladas, por lo que su cierre al tráfico podría suponer todo un varapalo para la vida económica.

Con estas medidas, el Gobierno italiano trata de plantar cara a las denominadas "PM10", micropartículas de polvo, muy peligrosas por su pequeño tamaño (su diámetro es inferior a 10 micron o diez milésimas de milímetro), ya que se quedan dentro de los alveolos pulmonares y pasan al organismo.

Estas partículas proceden en gran parte de los neumáticos y de las pastillas de freno de los automóviles y la normativa italiana establece que a partir de 75 microgramos por metro cúbico de aire se entra en un "nivel de alarma". En la actualidad, Italia ha superado casi por cinco veces este baremo y en el área metropolitana de Milán se han registrado más de 400 microgramos por metro cúbico de PM10.

Los mejores vídeos