Corte valida expropiación de polémicos terrenos a Tata en el este de la India

El Tribunal Superior de Calcuta declaró hoy válida la decisión gubernativa de expropiar unos terrenos en la región de Bengala (este de la India) que la compañía Tata Motors había adquirido para construir su automóvil Nano.

El veredicto fue pronunciado hoy por el juez Indra Prasanna Mukherjee ante una sala repleta, según la agencia india IANS.

La empresa Tata había adquirido en 2006 unos terrenos en la zona de Singur (Bengala) para construir una planta de fabricación, invitada por la formación que tenía por entonces el poder en Bengala, el Partido Comunista.

La llegada de Tata generó sin embargo una ola de protestas campesinas apoyadas por la formación opositora Congreso Trinamul, hasta que la compañía decidió trasladar el proyecto a la región occidental india de Gujarat.

El Partido Comunista perdió el poder regional el pasado mayo a manos del Trinamul, que se dispuso a aprobar una ley de expropiación de esas tierras a Tata con el propósito de devolverlas a los campesinos.

La compañía recurrió la ley al Tribunal Superior, y la corte Suprema india paralizó las devoluciones de terrenos hasta que los jueces se pronunciaran sobre el recurso.

La presión popular ha conseguido con frecuencia en la India que se interrumpan grandes proyectos industriales.

En el caso más reciente, el Gobierno del estado de Orissa (este) ha parado la adquisición de tierras para el complejo siderúrgico de la acería Posco, el mayor proyecto de inversión extranjera en la India, también por protestas de los campesinos.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.