Control europeo sobre los accidentes

Con 40.000 muertes anuales en accidentes de tráfico, la Unión Europea se ha cansado de no saber qué hacer para intervenir en esta vorágine. A propuesta de un eurodiputado socialista español, el Parlamento Europeo ha dado los primeros pasos para poner en marcha una gran Agencia Europea del Transporte que tenga competencias supranacionales en el control del tráfico rodado y la seguridad vial.

Juan de Dios Izquierdo, eurodiputado socialista y miembro de la comisión de Transportes del Parlamento Europeo, ha sido el encargado de redactar esta propuesta que, en sus propias palabras, tiene “gran calado". Según Izquierdo, “hasta ahora, la seguridad en las carreteras se considera un asunto de competencia exclusiva de los Estados, cuando hay un tráfico internacional de camiones y autobuses muy amplio y miles de ciudadanos europeos pasan cada día de un país a otro". La creación de esta Agencia Europea del Transporte iría en la línea de las ya existentes para el transporte ferroviario, el aéreo y el marítimo. La Unión Europea tiene como objetivo la reducción a la mitad del número de muertos en carretera de aquí a 2010. La Agencia de Transportes tendría un gran peso en la consecución de este logro, lo mismo que el Libro Blanco de Transportes de la Comisión Europea, que sigue en desarrollo. Dentro de este documento se contempla la creación de un Fondo Europeo del Transporte, que agruparía las inversiones dispersas en varios ámbitos, como las redes transeuropeas y los Fondos Feder de desarrollo regional.

Con una visión general, Juan de Dios Izquierdo explica que su idea tiene un horizonte claro: reclamar que Europa sea un espacio único desde el punto de vista del transporte. Desde la Comisión Europea, el Gobierno de la Unión, se ha acogido con interés la propuesta del Parlamento. Sin embargo, ya anuncian que muchos países se niegan a ceder soberanía en la gestión del tráfico rodado.