Continúan las reuniones en la planta de Ford de Almussafes

Los representantes sindicales y de la Empresa de Ford-Almussafes reanudan hoy sus conversaciones en la Cámara de Comercio de Valencia.

Los miembros de los cinco sindicatos que representan a los trabajadores de la factoría Ford en Almussafes (UGT, CC.OO., CGT, PUT y Famif) ya han advertido que es la Dirección quien debe mover ficha.
Según el secretario general de UGT-Ford, Gonzalo Pino, tras la exposición de las reivindicaciones por parte del comité de empresa ahora "le toca a la Dirección plantear una oferta".
En la agenda de los sindicatos figura la creación de una bolsa de horas extraordinarias y la negociación de los periodos estivales. El responsable de CGT en Ford, Juan Vicente García, ha afirmado que no se aceptará el cierre colectivo de tres semanas en vez de cuatro, ni la realización de horas extraordinarias a cambio de días libres individuales.
La prolongación de la jornada laboral "debe ser voluntaria, no debe cerrarse obligatoriamente el convenio colectivo", ha declarado García, quien recordó que, hasta ahora, "los empleados han respondido siempre que la Empresa ha requerido estas medidas para aumentar la producción".
En este sentido, Gonzalo Pino ha manifestado que "tal y como está diseñada actualmente, la factoría está preparada para fabricar el modelo Fiesta o cualquier otro producto de la Empresa". Según el secretario general de UGT-Ford, Almussafes no aprovecha todo su potencial ya que sólo fabrica un total de 1.650 coches al día cuando tiene capacidad para producir 2.200.

Los mejores vídeos