Continúa la huelga de transporte en Asturias

Desde la Asociación de Empresarios del Transporte y Aparcamientos de Asturias (ASETRA) se admite que no se espera un acuerdo a corto plazo que ponga fin al paro de los transportistas.

Tras casi una semana de paro de las empresas transportistas asturianas, las dos asociaciones del sector que se mantienen en la convocatoria, Cesintra y UITA, acusan a las empresas cargadoras de paralizar las negociaciones con la Administración del Principado. Constantino Villar, presidente de Cesintra, ha calificado como "falta de respeto" el hecho de que las cargadoras no acudieran a la reunión celebrada el día 1 de este mes. Por su parte, ASETRA, una de las tres asociaciones convocantes y la única que se ha desvinculado de la huelga, ha lamentado la desunión del sector. De hecho, en estos momentos, existen dos mesas negociadoras, una con ASETRA y otra con Cesintra y UITA. Las principales peticiones de los transportistas asturianos son, además de la modificación de las tarifas de los servicios que ofrecen para contrarrestar los costes derivados del incremento del precio del combustible, el establecimiento de un plazo máximo de 30 días para el pago de los servicios, la reducción a dos horas del tiempo de carga y descarga y la fijación de un tope del 8 por ciento en las comisiones que se llevan las agencias.
En otro ámbito de cosas, Fenadismer y Ucotrans, dos de las principales asociaciones de transportistas españolas, han acusado a José Mª Cuevas, presidente de la CEOE, de defender los intereses de los grupos dominantes. Esta afirmación se basa en la negativa de Cuevas a aumentar la independencia del Tribunal de Defensa de la Competencia. En la actualidad, el sector de los hidrocarburos "ha quedado en manos de cuatro petroleras" que controlan el mercado y establecen su propia política de precios, según las dos asociaciones.