Continental AG proveerá motores para los híbridos de General Motors

Los intentos gubernamentales por reducir el consumo de combustible en los Estados Unidos y hacerlo más efectivo continúan dando sus frutos. El primer fabricante mundial ha llegado a un acuerdo con Continental AG para que este fabrique la mecánica híbrida que montará en sus pick up.

La compañía alemana de recauchutados Continental AG suministrará a General Motors un novedoso sistema de control de combustible, que será equipado en los pick up híbridos de la compañía en 2004.

Estos vehículos combinarán un propulsor de gasolina de 8 cilindros en V, con el motor eléctrico de Continental AG, que sustituye al motor de arranque y al acumulador de las mecánicas convencionales. Según la firma, el sistema permitirá incrementar la eficacia del consumo de combustible hasta en un 15 por ciento.

El vicepresidente de la división de Integración de Vehículos de GM, Tom Stephens, comentó el creciente interés de la firma estadounidense en la tecnología híbrida. "Nosotros creemos que va a racionalizar el consumo de carburante en los vehículos con un gasto elevado, incluyendo los pick up".

Tendencia generalizada
Este acuerdo se inscribe dentro de la actual tendencia en la automoción norteamericana de búsqueda de socios extranjeros entre sus proveedores para el desarrollo de ciertas partes a la hora de diseñar nuevos vehículos.

La semana pasada, por ejemplo, la corporación japonesa anunció que había llegado a un acuerdo para suministrar el árbol de transmisión al todo terreno Escape de Ford.

La presión del Gobierno para mejorar el consumo de combustible y reducir emisiones contaminantes está detrás de todo ello. Así, los tres grandes fabricantes locales de automóviles, General Motors, DaimlerChrysler y Ford Motor llevan invertidos, desde 1995, más de 814 millones de dólares en el proyecto Colaboración para una Nueva Generación de Vehículos, cuyo objetivo es la de conseguir un vehículo de bajo consumo para 2004.