Contacto: Skoda Fabia Sedán

Con una longitud que sobrepasa de largo los cuatro metros y una estética muy equilibrada, el nuevo Skoda Fabia Sedán llega al mercado español para enfrentarse a duros rivales, tales como el Seat Córdoba o el Hyundai Accent.

fabia_sedan_2g.jpg
fabia_sedan_2g.jpg

Todos los Fabia Sedán cuentan con airbag de conductor, pretensores para los cinturones delanteros e inmovilizador electrónico. También son de serie el aire acondicionado semiautomático, el volante ajustable en altura, la dirección asistida y la apertura a distancia del maletero. El acabado Comfort añade a esto airbag de pasajero, faros antiniebla, cierre centralizado con bloqueo de puertas si se rompe una luna, asiento del conductor ajustable en altura, elevalunas eléctricos delanteros y los ya mencionados ganchos basculantes en el maletero. Elegance, el acabado más completo, agrega a todo lo anterior cierre centralizado con mando a distancia, llantas de aleación, elevalunas eléctricos traseros, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, asientos delanteros calefactado y testigo de luz de cruce —algo poco habitual en vehículos de la esfera alemana— y otros detalles de personalización como un cajón portaobjetos situado debajo del asiento del conductor. El motor 2 litros mantiene el talante ya conocido en otros productos del grupo: es progresivo a partir de 3.000 rpm, se estira sin queja hasta 6.500 rpm y va aunado a una caja de cambios con una quinta bien elegida. En este modelo esta mecánica deja sentir su presencia en el habitáculo, aunque con un ronquido agradable. Las relativas altas prestaciones que ofrece este motor pueden controlarse con un interesante control de estabilidad opcional, reservado para este motor de gasolina. Todos los Fabia Sedán cuentan con airbag de conductor, pretensores para los cinturones delanteros e inmovilizador electrónico. También son de serie el aire acondicionado semiautomático, el volante ajustable en altura, la dirección asistida y la apertura a distancia del maletero. El acabado Comfort añade a esto airbag de pasajero, faros antiniebla, cierre centralizado con bloqueo de puertas si se rompe una luna, asiento del conductor ajustable en altura, elevalunas eléctricos delanteros y los ya mencionados ganchos basculantes en el maletero. Elegance, el acabado más completo, agrega a todo lo anterior cierre centralizado con mando a distancia, llantas de aleación, elevalunas eléctricos traseros, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, asientos delanteros calefactado y testigo de luz de cruce —algo poco habitual en vehículos de la esfera alemana— y otros detalles de personalización como un cajón portaobjetos situado debajo del asiento del conductor. El motor 2 litros mantiene el talante ya conocido en otros productos del grupo: es progresivo a partir de 3.000 rpm, se estira sin queja hasta 6.500 rpm y va aunado a una caja de cambios con una quinta bien elegida. En este modelo esta mecánica deja sentir su presencia en el habitáculo, aunque con un ronquido agradable. Las relativas altas prestaciones que ofrece este motor pueden controlarse con un interesante control de estabilidad opcional, reservado para este motor de gasolina. Todos los Fabia Sedán cuentan con airbag de conductor, pretensores para los cinturones delanteros e inmovilizador electrónico. También son de serie el aire acondicionado semiautomático, el volante ajustable en altura, la dirección asistida y la apertura a distancia del maletero. El acabado Comfort añade a esto airbag de pasajero, faros antiniebla, cierre centralizado con bloqueo de puertas si se rompe una luna, asiento del conductor ajustable en altura, elevalunas eléctricos delanteros y los ya mencionados ganchos basculantes en el maletero. Elegance, el acabado más completo, agrega a todo lo anterior cierre centralizado con mando a distancia, llantas de aleación, elevalunas eléctricos traseros, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, asientos delanteros calefactado y testigo de luz de cruce —algo poco habitual en vehículos de la esfera alemana— y otros detalles de personalización como un cajón portaobjetos situado debajo del asiento del conductor. El motor 2 litros mantiene el talante ya conocido en otros productos del grupo: es progresivo a partir de 3.000 rpm, se estira sin queja hasta 6.500 rpm y va aunado a una caja de cambios con una quinta bien elegida. En este modelo esta mecánica deja sentir su presencia en el habitáculo, aunque con un ronquido agradable. Las relativas altas prestaciones que ofrece este motor pueden controlarse con un interesante control de estabilidad opcional, reservado para este motor de gasolina. Todos los Fabia Sedán cuentan con airbag de conductor, pretensores para los cinturones delanteros e inmovilizador electrónico. También son de serie el aire acondicionado semiautomático, el volante ajustable en altura, la dirección asistida y la apertura a distancia del maletero. El acabado Comfort añade a esto airbag de pasajero, faros antiniebla, cierre centralizado con bloqueo de puertas si se rompe una luna, asiento del conductor ajustable en altura, elevalunas eléctricos delanteros y los ya mencionados ganchos basculantes en el maletero. Elegance, el acabado más completo, agrega a todo lo anterior cierre centralizado con mando a distancia, llantas de aleación, elevalunas eléctricos traseros, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, asientos delanteros calefactado y testigo de luz de cruce —algo poco habitual en vehículos de la esfera alemana— y otros detalles de personalización como un cajón portaobjetos situado debajo del asiento del conductor. El motor 2 litros mantiene el talante ya conocido en otros productos del grupo: es progresivo a partir de 3.000 rpm, se estira sin queja hasta 6.500 rpm y va aunado a una caja de cambios con una quinta bien elegida. En este modelo esta mecánica deja sentir su presencia en el habitáculo, aunque con un ronquido agradable. Las relativas altas prestaciones que ofrece este motor pueden controlarse con un interesante control de estabilidad opcional, reservado para este motor de gasolina. Todos los Fabia Sedán cuentan con airbag de conductor, pretensores para los cinturones delanteros e inmovilizador electrónico. También son de serie el aire acondicionado semiautomático, el volante ajustable en altura, la dirección asistida y la apertura a distancia del maletero. El acabado Comfort añade a esto airbag de pasajero, faros antiniebla, cierre centralizado con bloqueo de puertas si se rompe una luna, asiento del conductor ajustable en altura, elevalunas eléctricos delanteros y los ya mencionados ganchos basculantes en el maletero. Elegance, el acabado más completo, agrega a todo lo anterior cierre centralizado con mando a distancia, llantas de aleación, elevalunas eléctricos traseros, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, asientos delanteros calefactado y testigo de luz de cruce —algo poco habitual en vehículos de la esfera alemana— y otros detalles de personalización como un cajón portaobjetos situado debajo del asiento del conductor. El motor 2 litros mantiene el talante ya conocido en otros productos del grupo: es progresivo a partir de 3.000 rpm, se estira sin queja hasta 6.500 rpm y va aunado a una caja de cambios con una quinta bien elegida. En este modelo esta mecánica deja sentir su presencia en el habitáculo, aunque con un ronquido agradable. Las relativas altas prestaciones que ofrece este motor pueden controlarse con un interesante control de estabilidad opcional, reservado para este motor de gasolina. Todos los Fabia Sedán cuentan con airbag de conductor, pretensores para los cinturones delanteros e inmovilizador electrónico. También son de serie el aire acondicionado semiautomático, el volante ajustable en altura, la dirección asistida y la apertura a distancia del maletero. El acabado Comfort añade a esto airbag de pasajero, faros antiniebla, cierre centralizado con bloqueo de puertas si se rompe una luna, asiento del conductor ajustable en altura, elevalunas eléctricos delanteros y los ya mencionados ganchos basculantes en el maletero. Elegance, el acabado más completo, agrega a todo lo anterior cierre centralizado con mando a distancia, llantas de aleación, elevalunas eléctricos traseros, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, asientos delanteros calefactado y testigo de luz de cruce —algo poco habitual en vehículos de la esfera alemana— y otros detalles de personalización como un cajón portaobjetos situado debajo del asiento del conductor. El motor 2 litros mantiene el talante ya conocido en otros productos del grupo: es progresivo a partir de 3.000 rpm, se estira sin queja hasta 6.500 rpm y va aunado a una caja de cambios con una quinta bien elegida. En este modelo esta mecánica deja sentir su presencia en el habitáculo, aunque con un ronquido agradable. Las relativas altas prestaciones que ofrece este motor pueden controlarse con un interesante control de estabilidad opcional, reservado para este motor de gasolina. Todos los Fabia Sedán cuentan con airbag de conductor, pretensores para los cinturones delanteros e inmovilizador electrónico. También son de serie el aire acondicionado semiautomático, el volante ajustable en altura, la dirección asistida y la apertura a distancia del maletero. El acabado Comfort añade a esto airbag de pasajero, faros antiniebla, cierre centralizado con bloqueo de puertas si se rompe una luna, asiento del conductor ajustable en altura, elevalunas eléctricos delanteros y los ya mencionados ganchos basculantes en el maletero. Elegance, el acabado más completo, agrega a todo lo anterior cierre centralizado con mando a distancia, llantas de aleación, elevalunas eléctricos traseros, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, asientos delanteros calefactado y testigo de luz de cruce —algo poco habitual en vehículos de la esfera alemana— y otros detalles de personalización como un cajón portaobjetos situado debajo del asiento del conductor. El motor 2 litros mantiene el talante ya conocido en otros productos del grupo: es progresivo a partir de 3.000 rpm, se estira sin queja hasta 6.500 rpm y va aunado a una caja de cambios con una quinta bien elegida. En este modelo esta mecánica deja sentir su presencia en el habitáculo, aunque con un ronquido agradable. Las relativas altas prestaciones que ofrece este motor pueden controlarse con un interesante control de estabilidad opcional, reservado para este motor de gasolina. Todos los Fabia Sedán cuentan con airbag de conductor, pretensores para los cinturones delanteros e inmovilizador electrónico. También son de serie el aire acondicionado semiautomático, el volante ajustable en altura, la dirección asistida y la apertura a distancia del maletero. El acabado Comfort añade a esto airbag de pasajero, faros antiniebla, cierre centralizado con bloqueo de puertas si se rompe una luna, asiento del conductor ajustable en altura, elevalunas eléctricos delanteros y los ya mencionados ganchos basculantes en el maletero. Elegance, el acabado más completo, agrega a todo lo anterior cierre centralizado con mando a distancia, llantas de aleación, elevalunas eléctricos traseros, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, asientos delanteros calefactado y testigo de luz de cruce —algo poco habitual en vehículos de la esfera alemana— y otros detalles de personalización como un cajón portaobjetos situado debajo del asiento del conductor. El motor 2 litros mantiene el talante ya conocido en otros productos del grupo: es progresivo a partir de 3.000 rpm, se estira sin queja hasta 6.500 rpm y va aunado a una caja de cambios con una quinta bien elegida. En este modelo esta mecánica deja sentir su presencia en el habitáculo, aunque con un ronquido agradable. Las relativas altas prestaciones que ofrece este motor pueden controlarse con un interesante control de estabilidad opcional, reservado para este motor de gasolina. Todos los Fabia Sedán cuentan con airbag de conductor, pretensores para los cinturones delanteros e inmovilizador electrónico. También son de serie el aire acondicionado semiautomático, el volante ajustable en altura, la dirección asistida y la apertura a distancia del maletero. El acabado Comfort añade a esto airbag de pasajero, faros antiniebla, cierre centralizado con bloqueo de puertas si se rompe una luna, asiento del conductor ajustable en altura, elevalunas eléctricos delanteros y los ya mencionados ganchos basculantes en el maletero. Elegance, el acabado más completo, agrega a todo lo anterior cierre centralizado con mando a distancia, llantas de aleación, elevalunas eléctricos traseros, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, asientos delanteros calefactado y testigo de luz de cruce —algo poco habitual en vehículos de la esfera alemana— y otros detalles de personalización como un cajón portaobjetos situado debajo del asiento del conductor. El motor 2 litros mantiene el talante ya conocido en otros productos del grupo: es progresivo a partir de 3.000 rpm, se estira sin queja hasta 6.500 rpm y va aunado a una caja de cambios con una quinta bien elegida. En este modelo esta mecánica deja sentir su presencia en el habitáculo, aunque con un ronquido agradable. Las relativas altas prestaciones que ofrece este motor pueden controlarse con un interesante control de estabilidad opcional, reservado para este motor de gasolina.