Condenan a una empresa de transportes que no completó un servicio por un incendio que destruyó la mercancía

La Audiencia de Cantabria ha condenado a una empresa contratada por la antigua Gerposa (en la actualidad Norbert Dentressangle Gerposa) por que un incendio en el vehículo destruyó la mercancía e impidió que cumpliera con su compromiso de trasladarla a su destino.

La Sección Segunda entiende que al no haber argumentado que el incendio fuera fortuito, y aunque realmente se desconocieran las causas, la aseguradora de la empresa debe abonarle, como indemnización, un total de 59.137 euros.

Los hechos sucedieron en 2 de febrero de 2007, cuando la empresa contratada para transportar piezas de automóvil desde Averio (Portugal) a Valladolid, sufrió un incendio en su plataforma que provocó que parte de la mercancía quedara destruida.

El fallo cree que es 'indiscutible' que esa mercancía se perdió cuando estaba en manos de la empresa a la que se le había encomendado esa labor, por lo que su entrega en las mismas condiciones era su 'obligación'.

Y niega que el incendio pueda considerarse 'inevitable' o 'de fuerza mayor', ya que, asevera, 'el profesional del transporte ha de adoptar todas las medidas de seguridad necesarias para que no se produzca, correspondiéndole a él la prueba de que han agotado dichas medidas'.

Así, afirma que la aseguradora de esta empresa 'debería haber probado' que el incendio se produjo de modo fortuito, aunque, efectivamente, se desconocieran sus causas.

La Audiencia eleva la indemnización que dictaminó inicialmente el Juzgado de Primera Instancia número 10 de Santander, que era de 29.376 euros, y que fue recurrido por Norbert Dentressangle Gerposa.