Concluido el expediente de suspensión de contratos de Ford

Ya se ha resuelto el expediente de suspensión de contratos de la factoría Ford de Almussafes, reduciendo las pretensiones iniciales de la Dirección. Por otro lado, se acaba de celebrar la primera reunión para negociar lo que será el XIII convenio colectivo.

La Dirección General de Trabajo y Seguridad Laboral ha concluido el expediente de suspensión de contratos presentado por Ford España. En la resolución final, el Gobierno valenciano autoriza un máximo de siete días de suspensión en la planta de fabricación de vehículos y de diez días en la de fabricación de motores.
Esto supone una reducción en las pretensiones iniciales de la multinacional, cuya petición era la suspensión de contratos a más de 6.900 trabajadores por un periodo entre diez y catorce días, que se distribuirían a lo largo del primer semestre del año. El informe final obliga a la compañía a justificar la utilización de esos días en ese periodo de tiempo.
Para tomar esta decisión se ha tenido en cuenta que la legislación vigente en la materia exige a la empresa adoptar medidas de otro tipo antes de acudir a esta solución extrema. El hecho de que se hayan llevado una serie de paros técnicos producidos estos días ha supuesto que se opte por un número de días de suspensión menor al solicitado por la compañía.
Esta situación está motivada por causas coyunturales de producción, pues el objetivo es que en la planta de Almussafes se fabrique toda la demanda que no sean capaces de cubrir las plantas de Colonia y Saarlouis.
Además, ayer se celebró la primera reunión entre el comité de empresa y la Directiva de Ford para llevar a cabo las negociaciones del XIII convenio colectivo. En la misma, se estableció el calendario de negociaciones y se designó a los intermediarios de todas las partes.
Gonzalo Pino, secretario general de UGT en la factoría Ford-Almussafes, criticó que la dirección defendiese la flexibilidad como necesidad prioritaria: "No es el momento de hablar de la flexibilidad, sino del convenio, ya que así la empresa lo único que consigue es torpedear el comienzo de la negociación."
Por su parte, fuentes de la empresa declararon que "la flexibilidad debe recogerse en le convenio y la comisión negociadora es el foro para aprobarla". También explicaron que con ello la producción se beneficiaría y que tan sólo se había comentado.
La próxima reunión será el 10 de febrero en la Cámara de Comercio de Valencia y se ha fijado el 28 de febrero como fecha tope para aprobar el convenio.

Los mejores vídeos