Los coches más caros de toda la historia

Bugatti es la marca que vende el coche más caro en la actualidad. Sin embargo, mirando a las subastas, se han pagado precios todavía más astronómicos por un vehículo. Estos son los más caros de la historia.

Los coches más caros de la historia.
Los coches más caros de la historia.

Existen varios escalones cuando hablamos de precios de los coches. Para la mayoría de mortales, un simple vehículo que supere los 50.000 euros ya nos puede parecer un precio muy alto. Claro que, cuando te dicen que alguien llegó a pagar más de 40 millones de euros, nuestro umbral de lo que consideramos “estratosférico” se queda por los suelos.

A continuación vas a conocer cuáles son los precios más altos, más “astronómicos”, que alguien ha llegado a pagar por un vehículo. O mejor dicho, por un clásico, porque todos ellos tienen ese denominador común: tienen varias décadas a sus espaldas y, si ya en su día se consideraron auténticas joyas y obras de arte sobre ruedas, a día de hoy lo son aún más.

Una marca domina claramente en el Top 10 de la historia: Ferrari. Los vehículos del “Cavallino Rampante” son, sin duda, los más especiales para gran parte del público. Te vas a reafirmar en este hecho cuando veas que sus deportivos más míticos –de calle y de competición– han logrado recaudar ingentes cantidades de dinero en subastas de todo el mundo.

Ferrari 250 GTO Berlinetta de 1963
Ferrari 250 GTO Berlinetta, el coche más caro de la historia.

Ferrari y sus deportivos clásicos subastados más caros

Si hay un vehículo que destaque por encima de todo, ese es el Ferrari 250 GTO Berlinetta, al que podríamos calificar como el coche más “especial” de la historia. ¿Por qué? No solo porque una de sus unidades, de 1963, se ha vendido por el precio más alto jamás pagado: 42,5 millones de euros, en 2013. También porque otras unidades han rondado dicho precio, aunque con clara distancia: 27, 30, 32 o 34 millones de euros, aproximadamente, se han pagado por este vehículo en la última década.

Un Ferrari 335 S Spider de 1957 ocupa la segunda plaza del ranking histórico, tras pagarse por él la también friolera cifra de 32 millones de euros. Aquí ya hablamos de un coche de carreras, que corrió en Sebring, la Mile Miglia o las míticas 24 Horas de Le Mans en la década de los 50, convirtiéndose en el primero de la historia de la prueba en establecer un tiempo de vuelta superando los 200 km/h de media.

Un Ferrari de F1, el 2900 de 1956, ocupa también el Top 5: un acaudalado comprador pagó 24 millones de euros por la flecha roja con la que el mítico Juan Manuel Fangio ganó su cuarto mundial de Fórmula 1. Ferrari 275 GTB/4 S NART Spider (1967), Ferrari 275 GTB/C Speciale (1964), Ferrari 250 GT California Spider (1961) o Ferrari 375 Plus Spider Competizione (1954) ocupan también el Top 10 de coches más caros de la historia.

Mercedes Benz W196 de 1954
El Mercedes Benz W196 de 1954 de Fangio, entre los más caros de toda la historia.

Mercedes, Jaguar y Alfa Romeo, también en el ranking

En la tercera posición del pódium histórico nos encontramos con la bala plateada de F1 de Fangio en 1954, el Mercedes-Benz W196, el único que está en posesión de un cliente privado (el resto, en museos de la marca). Este último pagó 25,2 millones de euros por llevárselo a casa.

Otro coche de carreras, en esta ocasión un Jaguar D-Type de 1955 que corrió en Le Mans, fue objeto de compra en verano de 2014 por unos “humildes” 18,5 millones de euros. Un Alfa Romeo 8C 2900B Lungo Spider by Touring de 1939, si bien ocupa la octava plaza del ranking histórico tras ser comprado por unos 17 millones de euros en 2016, es el más caro de todos si miramos solo a los clásicos anteriores a la II Guerra Mundial.

Ferrari 250 GTO Berlinetta de 1963

Galería relacionada

Estos son los coches más caros de la historia

Archivado en:

El coche más caro vendido en subasta: ¡41 millones de euros!

Relacionado

El coche más caro vendido en subasta: ¡41 millones de euros!