Coches a la carta

Conseguir un coche perfectamente adaptado es una tarea mucho más sencilla y barata de lo que podríamos suponer. En un tiempo en el que es posible elegir los genes de un futuro hijo, no sería concebible no ofertar una solución “a la carta" para los problemas de movilidad que sufren las personas con alguna discapacidad. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer.

Coches a la carta
Coches a la carta

Estábamos terminando este reportaje, cuando una de los responsables de Prensa del Grupo Fiat se puso en contacto con nosotros para ofrecernos la prueba de un coche adaptado. Aceptamos, por supuesto, y organizamos un encuentro con Bruno Merlo, que es parapléjico, para que él nos contara sus impresiones a bordo de un Alfa 147 2.0 Selespeed adaptado. El coche que ha probado Bruno, cuyas imágenes puedes ver en la galería que hay un poco más abajo, dispone de un cambio secuencial Selespeed -con levas en el volante- y tiene una adaptación realizada por GuidoSimplex. El pedal del acelerador se pulsa desde un doble volante, mientras que el freno se acciona mediante una palanca que encontramos a la derecha del volante. El cambio de marchas lo realiza automáticamente la transmisión Selespeed o bien el conductor lo puede hacer “manualmente" de dos maneras: pulsando las levas que hay en el volante o empujando la palanca de cambios hacia delante (sube de marchas) o hacia atrás (reduce relaciones). Bruno aún tiene poca fuerza en las manos, por lo que el cambio de levas no le es útil: no puede tirar hacia sí de estos mandos. Sin embargo, sí puede empujar la palanca para insertar relaciones. Bruno (en la imagen de un poco más abajo) nos confesó que "lo suyo no son los coches". Nuestro protagonista tuvo una tetraplejia instantánea después de lesionarse la vértebra cervical 6 hace casi cinco años, cuando se bañaba en una playa de Guatemala y una ola impactó contra su cuello. Junto a estas líneas, te ofrecemos un enlace a su web y a continuación te ofrecemos el resumen de sus vivencias a bordo del Alfa 147 adaptado. “Coche con interior tremendamente deportivo, muy cómodo cuando ya estás dentro, pero un poco difícil para entrar. El modo totalmente automático no merece la pena. Me parece que es una barbaridad que tengas que subir el coche a 7.000 revoluciones para que cambie solo. Sin embargo, el secuencial es muy cómodo, da una respuesta rápida, deportiva y muy agradable. El modo de cambio con levas en el volante no lo he probado, debido a mi lesión aún tengo las manos un poco débiles. La estabilidad en curvas y la respuesta del motor en situaciones imprevistas es excelente." Alfa 147 2.0 Selespeed cuesta 24.707 euros (sin contar la adaptación que sale por unos 3.000 euros más), tiene una mecánica que desarrolla 150 CV y un par motor máximo de 18,57 mkg a 3.800 rpm.