CiU acepta negociar el documento del PSC pero exige más concreción del modelo

CiU ha aceptado negociar el pacto fiscal tomando como una de las principales referencias el último documento del PSC, aunque con la condición de que el acuerdo final concrete y defina claramente el modelo de financiación que quiere Cataluña.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, se ha reunido esta mañana en la sede de Unió con el primer secretario del PSC, Pere Navarro, en su segundo encuentro bilateral en quince días y apenas una semana después de la cumbre sobre el pacto fiscal.

Precisamente en esa cumbre los socialistas aportaron un documento que pretendía facilitar el consenso, aproximándose a las posiciones de CiU, ICV-EUiA y ERC, aunque recurriendo a vaguedades e inconcreciones para evitar chocar en las cuestiones más espinosas.

Hoy Duran y Navarro han profundizado en la negociación y han seguido acercando posturas en algunos aspectos, tomando el documento del PSC como un punto de referencia de la negociación, junto a las bases del pacto fiscal aprobadas por el Parlament.

No obstante, el líder de Unió le ha dejado claro a Navarro que el consenso debe girar en torno a un modelo de financiación claramente definido, sin ambigüedades, para que así el Govern sepa exactamente qué sistema debe defender ante el Ejecutivo central cuando vaya a Madrid a negociarlo y el resto de fuerzas políticas que apoyen la propuesta no puedan desmarcarse allí, alegando que hacen otra interpretación del acuerdo alcanzado en Cataluña.

'El mandato que salga del Parlament al Govern debe ser muy claro y muy explícito. No podemos encontrarnos en una situación en la que la indefinición de la posición catalana conlleve interpretaciones muy diversas por parte de unos partidos y otros. Un consenso sin concreciones se nos podría volver en contra', ha alertado.

Sin embargo, para Navarro, esos planteamientos 'generales' del documento son su principal virtud porque, en su opinión, facilitan un amplio consenso de las fuerzas catalanas y, al mismo tiempo, dan 'margen de maniobra' a la Generalitat para negociar en Madrid.

'Si el documento que salga del Parlament es absolutamente cerrado y articulado será muy difícil que se pueda entrar en una dinámica de negociación con el Gobierno español', ha esgrimido el socialista.

El documento que el PSC presentó la pasada semana se gestó con vocación de ser 'mayoritario' y, por ello, recoge objetivos 'compartidos por todos los partidos', ha explicado.

Por eso, en este marco de 'voluntad de negociación', Navarro ha lamentado que ayer el secretario general de CDC, Oriol Pujol, hablara de una 'pinza' entre PSC y PPC para debilitar la posición negociadora de Cataluña frente al Gobierno español.

'Hasta ahora sólo hemos visto una pinza, que es la de PP-CiU para recortar y aprobar medidas como la reforma laboral. Así que no coloquemos etiquetas de manera frívola en un momento en el que la situación del país es muy difícil', ha pedido Navarro.

Los mejores vídeos