Citroën C4, a completar la familia

Bajo la denominación C4, la firma francesa Citroën presenta dos automóviles: un cinco puertas y un coupé. Ambas configuraciones comparten mecánicas y transmisiones. Te contamos la composición de la gama española de la nueva apuesta de la firma en uno de los segmentos más poblados del mercado. Este C4 llega a España en noviembre.

Citroën C4, a completar la familia
Citroën C4, a completar la familia

Ocho mecánicas se encargarán de animar el nuevo C4 de Citroën, aunque no todos los propulsores estarán disponibles para las dos configuraciones.Los motores de gasolina son los conocidos 1.4i de 90 CV, 1.6i de 110, el 2.0i de 143 CV y el recién llegado a la gama 2.0i de 180 CV, que por primera vez forma parte de un Citroën -en la actualidad se monta en otro automóvil del grupo francés, el Peugeot 206 RC-. Esta mecánica, que aporta indudablemente un carácter muy deportivo al automóvil, sólo se podrá asociar a la carrocería coupé. Las mecánicas Diesel son tres: 1.6 HDi de 92 y 110 CV y 2.0 HDi de 136 CV; la primera de ellas también es inédita en la marca Citroën y es fruto de su colaboración con Ford.

Las transmisiones que se asocian a estos propulsores son dos manuales (de cinco ó seis velocidades) y una automática.

Se trata de un vehículo totalmente nuevo y por ello en Citroën se han propuesto aportar a la creación equipamientos que faciliten la conducción más relajada y segura. Para conseguirlo, han incorporado un volante con mandos centrales fijos que permiten al conductor manejar diversas funciones de confort (regulación de la climatización, volumen del equipo de sonido, etc.). Se ha mejorado con un nuevo diseño el cuadro de instrumentos, que ahora es traslúcido y a prueba de reflejos. Las diferencias principales entre ambas configuraciones se resumen en unas líneas más agudas y afiladas en el caso del coupé –con trazos muy rácing- y más redondeadas y conservadoras para el cinco puertas. En los dos casos, Citroën no ha descuidado el apartado aerodinámico. Tanto el cinco puertas como el coupé disponen de un brillante coeficiente de penetración al aire: 0,29 y 0,28, respectivamente.El grado de confort a bordo se logra gracias a unos amplios interiores, con el mismo espacio interior en el caso del cinco puertas y del coupé, a pesar de que sólo hay 1,3 cm de diferencia en cuanto a longitud se refiere a favor del cinco puertas. Tanto la distancia entre ejes (2,61 m) como la altura (1,46 m) del conjunto son idénticas en ambas configuraciones. El C4 sustituye al superventas Xsara y, para ir más allá, los diseñadores e ingenieros que han trabajado en el proyecto han logrado un interior más habitable con multitud de huecos y posibilidades para hacer más fácil la vida a bordo. En el apartado de seguridad se han añadido elementos que, por lo general, sólo se montan en segmentos superiores tales como los faros bixenón autodireccionables, el limitador voluntario de velocidad, la alerta de pérdida de la trayectoria y el detector de presión de neumáticos . Por el momento, se desconoce si estos elementos serán opcionales o de serie, ya que los equipamientos aún no han sido comunicados por la marca. El C4 más potente, el 2.0i 16v de 180 CV emplea 8,3 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h y alcanza una velocidad máxima de 227 km/h.Además de estos elementos, el C4 incorpora airbags delanteros y de tórax para conductor y acompañante, de cortina delanteros y traseros y cinturones de seguridad con tres puntos de anclaje en todas las plazas (todo ello, de serie en todos los acabados).

Aparte del ABS –disponible para todas las motorizaciones- se puede asociar el distribuidor electrónico de la fuerza de frenada, el control de estabilidad (ESP) y el sistema de antipatinamiento (ASR). Estos dos últimos son desconectables sólo cuando se asocian al motor más potente de la gama: el 2.0i 16v de 180 CV.

Los ingenieros de Citroën han trabajado en preservar la seguridad dentro del habitáculo del nuevo C4, pero no han dejado escapar la oportunidad para proteger también a los peatones en caso de atropello. Según los informes de EuroNCAP, una de las asignaturas pendientes de todos los fabricantes es precisamente esta: la protección a peatones.

En el C4 se han incorporado paneles de absorción de impactos en la parte delantera (de aluminio), con el fin de limitar la posibles heridas en las piernas del peatón al ser atropellado.

Los mejores vídeos