Chrysler y Mitsubishi trabajan en la construcción de nuevos pick-ups

DaimlerChrysler tira de aliados para salir del bache financiero. Desde la sede del grupo de Detroit, se planean nuevos modelos realizados en cooperación con otras marcas; incluso están pensando abrir el segmento norteamericano por excelencia, el de los pick-ups, a Mitsubishi, su socio japonés.

DaimlerChrysler trata de superar la crisis, pero no por ello va a dejar de lanzar nuevas creaciones al mercado. Ayer, el presidente de su filial norteamericana Chrysler, Dieter Zetsche, anunció que sacarán 11 nuevos modelos en los próximos cinco años. Ahora, se va perfilando este plan.

Muchos de estos nuevos vehículos podrían ser pequeños pick-ups, unos modelos cada vez más demandados por el público joven estadounidense. A pesar de su debilidad económica, Chrysler tiene mucho terreno ganado a sus competidores, ya que cuenta con el apoyo de Mitsubishi.

Al realizar juntas estos trabajos, ambas empresas compartirán gastos, por lo que Chrysler ha calculado que ahorrará entre un 4 y un 6 por ciento de media en componentes. Además, Mitsubishi ya tiene diseñados varios modelos que podrían cuajar muy bien entre el público norteamericano; entre ellos destaca el MD80, un prototipo que se ha podido ver en los últimos salones.

Chrysler y Mitsubishi también han acordado dirigir en común las siguientes versiones del Mitsubishi Lancer y Dodge Neon. Por otro lado, Chrysler, Mitsubishi y Hyundai estudian construir un motor de forma conjunta; se trataría de una mecánica de cuatro cilindros basada en la ingeniería de los actuales propulsores de Mercedes.