Chrysler volverá a tener beneficios el próximo año

El amargo plan de choque del nuevo presidente de Chrysler, Dieter Zetsche, tiene como objetivo llevar a Chrysler a los números negros el próximo año. Una fuerte reestructuración y una política de descuentos son sus principales herramientas.

DaimlerChrysler paraliza la producción de cinco plantas norteamericanas
DaimlerChrysler paraliza la producción de cinco plantas norteamericanas

Por primera vez en meses se empieza a vislumbrar la luz al final del túnel en el que estaba metida la marca estadounidense Chrysler. Según informaciones aparecidas en la edición electrónica del Wall Street Journal, Chrysler volverá a la senda de los beneficios en 2002.
El diario económico cita en su información a fuentes cercanas a la compañía. Según la misma fuente, en una reunión del consejo de dirección, que se celebrará esta misma semana, se especificarán los plazos a cumplir para cambiar la dinámica en la que está sumergida la compañía. Las fechas concretas se comunicarán entonces a la prensa el 26 de febrero, tal y como está anunciado desde la llegada a la compañía del alemán Dieter Zetsche, actual presidente de Chrysler.
"Milestone" es el nombre interno del plan de saneamiento, que ya se ha cobrado 26.000 despidos y el cierre de seis fábricas, que debe sacar a la filial americana de la crisis. La prioridad fundamental en la presentación del plan es darle unos plazos concretos a los inversores y cumplirlos, a fin de recobrar la confianza de los accionistas y aumentar el valor del alicaído valor de DaimlerChrysler. La acción del grupo vale en la actualidad la mitad de lo que costaba hace dos años, en el momento de la fusión de Daimler-Benz con Chrysler.
Desde las entidades inversoras se considera que la acción ya ha tocado fondo y se confía en una recuperación de su valor, debido al gran potencial de crecimiento del que dispone.

Política de descuentos

Tras haber pasado el peor trago, el objetivo actual de Dieter Zetsche es volver a recuperar la confianza de los consumidores estadounidenses y levantar unas ventas de coches que llevan cayendo desde hace meses. Su última receta ha sido ordenar una política de descuentos y de financiación agresiva para atraer a más potenciales clientes.
Los compradores de modelos Jeep, limusinas, pick-up y demás vehículos pueden llegar a beneficiarse de descuentos de hasta 2.000 dólares en metálico, unas 350.000 pesetas. Otra opción para los compradores es financiar la compra a bajo precio, gracias a un tipo de interés del 0,9 por ciento en financiaciones de hasta 36 meses.
Mientras tanto, la marca continúa incrementando su actividad y lanzamiento de nuevos modelos y motores. Sus modelos PT Cruiser y Neon van a ver incrementada su familia de motores con un nuevo motor de 1.6 litros de cuatro cilindros, capaz de desarrollar 105 CV de potencia y que se está produciendo en la fábrica brasileña de Campo Largo. Desde Chrysler España se confirma que el nuevo motor también llegará a nuestro país. La presentación de este propulsor en el Neon se producirá en mayo y en el PT Cruiser en octubre.