Chrysler quiere duplicar su cuota de mercado en Europa

La filial estadounidense del consorcio DaimlerChrysler quiere crecer en todos los mercados, aunque su objetivo principal se centra en Europa. Chrysler se ha propuesto duplicar su presencia en el Viejo Continente durante los próximos cinco años.

Dieter Zetsche, presidente de Chrysler, ha lanzado unas previsiones optimistas sobre la actividad de la marca estadounidense en los próximos años. El fabricante estima que sus ventas mundiales aumentarán en un millón de unidades hasta 2012. Si se cumplen estas previsiones, se alcanzará un incremento del 38 por ciento sobre los 2,63 millones de vehículos comercializados en 2003, recoge el diario “Cinco Días".Estas ventas se realizarán, principalmente, fuera de Estados Unidos. “Debemos ser capaces de enfrentarnos a nuestros competidores en nuestro mercado y también en otras regiones", ha indicado Zetsche al diario alemán “Handelsblatt".Su principal objetivo se centra en el mercado europeo, donde Chrysler espera duplicar su presencia en los próximos cinco años, hasta situarla en el 1,4 por ciento. Además, los rendimientos sobre la facturación “deben llegar al 5 por ciento", ha indicado. Este año, la automovilística prevé matricular 180.000 vehículos fuera de EEUU, un 8 por ciento más que en 2003, aunque ya se ha topado con un problema: la demanda de los modelos producidos en Canadá (Chrysler 300 C, Dodge Magnum) supera notablemente la oferta. “Si tuviéramos más coches, podríamos vender un 30 por ciento más", asegura el presidente del grupo.Hay buenas perspectivas para conseguir estas metas a largo plazo, ya que el plan de saneamiento que llevó a cabo la marca ha cristalizado en “tres años de recuperación total", según Zetsche. Los beneficios operativos de la compañía durante el segundo trimestre fueron de 516 millones de euros, frente a las pérdidas de 948 millones de euros registradas en el mismo período de 2003. El próximo 1 de octubre, DaimlerChrysler asumirá la venta en nuestro país de los vehículos de la marca estadounidense (así como los Jeep), que, hasta ahora, comercializaba el Grupo Bergé. Mercedes-Benz España cambió en julio su denominación social y pasó a llamarse DaimlerChrysler España.El objetivo de crecimiento del fabricante se está cumpliendo, al menos, en Alemania, donde las ventas del primer semestre han sido un 2,2 por ciento mayores que las registradas en el mismo período de 2003.

Chrysler confía en la buena marcha de las matriculaciones en el mercado germano gracias, sobre todo, a la reciente introducción del Chrysler 300 C. Durante los próximos dos años, la marca presentará 16 modelos nuevos y la mayoría de ellos podrán adquirirse en Europa. A partir de 2006, además, la firma Dodge llegará al Viejo Continente con una serie de modelos internacionales, según asegura la automovilística.

Los mejores vídeos