Chrysler medita la producción en serie del híbrido de concepto Citadel

Los rumores acerca de los planes de DaimlerChrysler de lanzar al mercado un nuevo modelo familiar, todo terreno y berlina, todo en uno, se han tornado en realidad y fuentes próximas a la firma señalan que éte podría ser comercializado en abril de 2003.

Nominado en clave como CS, estaría ampliamente basado en el coche de concepto Citadel, el cual fue exhibido en los distintos salones del motor celebrados en 1999.

Este prototipo, una combinación de todoterreno y sedán híbrido, fue construido a partir de la plataforma de la suntuosa berlina Concorde, aunque estas mismas fuentes aseguran que el nuevo modelo fabricado en serie no tendrá la forma de monovolumen a la que recuerda la apariencia del Citadel. El CS será "un innovador en el segmento de las cuatro ruedas", comentan desde dentro de la compañía.

El CS respetaría los rasgos con los que el Citadel fue creado: el comportamiento y las prestaciones de un vehículo deportivo, el confort de una berlina de lujo y la frugalidad de un híbrido.

Respecto a si el nuevo modelo continuará conservando la mecánica híbrida de su antecesor, aún existe una incógnita. El "concept car" montaba un motor de seis cilindros en V y 3,5 litros, que rinde 253 CV, junto a un motor eléctrico impulsado por batería que añadía otros 70 CV al conjunto sin incremento del combustible consumido.

Si los rumores son ciertos y finalmente es comercializado, sería el segundo coche de concepto que Chrysler transforma en vehículo de serie tras añadir a su gama el coupé Crossfire, cuyo lanzamiento está previsto para 2003.