Chrysler lanzará 11 nuevos modelos en cinco años

El presidente de Chrysler, Dieter Zetsche, no se rinde ante los malos resultados económicos cosechados por su compañía en anteriores ejercicios. La firma, según asegura, es "todo un símbolo de EE.UU. y también lo será de su recuperación económica", para ello lanzará al mercado 11 nuevos modelos en los próximos cinco años.

Chrysler lanzará 11 nuevos modelos en cinco años
Chrysler lanzará 11 nuevos modelos en cinco años

La inversión ya está sobre la mesa - 35 millones de dólares (39,8 millones de euros; 6.622 millones de pesetas), un dinero con el que Chrysler pondrá en marcha un nuevo programa para producir 11 nuevos modelos, que saldrán al mercado en los próximos cinco años.

Además, la firma estadounidense tiene listo el modelo que se encargará de esta regeneración: el Crossfire. Este coupé se ha convertido en la joya de la corona de Zetsche. No es extraño, ya que, como el propio presidente, el Crossfire representa el cambio de rumbo de la compañía.

Daimler nombró a Zetsche (en la imagen) para dar una vuelta de tuerca a su filial norteamericana y este alemán ha encajado perfectamente en Detroit. De la misma manera, el Crossfire es el primer modelo fruto de la unión DaimlerChrysler, ya que un 40 por ciento de sus piezas han sido fabricadas por Mercedes.

La compañía asegura que, con el resto de los nuevos modelos, continuará el camino abierto por el Crossfire y "combinará la tradición americana por el diseño y la mecánica alemana".

Otra punta de lanza, según afirman, es la calidad de todos esos nuevos vehículos, con los que la firma quiere poner fin a la sangría económica provocada por las revisiones (el año pasado gastó 1.000 millones de dólares - 1.147,05 millones de euros; 190.053 millones de pesetas - en revisiones de sus vehículos).

La última de estas revisiones se acaba de conocer y afecta a 645.000 vehículos vendidos en EE.UU. y que, según la compañía, no se comercializaron en Europa. Las primeras de estas unidades que entrarán en el taller serán 545.000 monovolúmenes de los modelos Dodge Caravan, Plymouth Voyager y Chrysler Town & Country, montados entre junio de 1996 y octubre de 1998. Según la NHTSA (Agencia Federal de Seguridad Vial estadounidense), una pieza del aislamiento interior del vehículo puede desprenderse e interferir en el funcionamiento del cinturón de seguridad.

También serán reparados 95.000 Jeep Wrangler, ensamblados entre junio del año 2000 y diciembre de 2001, en los que un interruptor del encendido puede sufrir un cortocircuito con la exposición al agua, con el consiguiente riesgo de incendio.

Los mejores vídeos