Chrysler flirtea con todos

El fabricante de automóviles Chrysler está contemplando alternativas en caso de que las autoridades estadounidenses no autoricen su acuerdo de alianza con la italiana Fiat, según señaló su vicepresidente, Jim Press.

En unas declaraciones que aparecen hoy en el periódico "The Detroit News", Press afirmó que el tercer fabricante estadounidense de automóviles sigue en conversaciones con otras empresas para llegar a posibles alianzas industriales.

"Si no funciona con Fiat, seguimos manteniendo conversaciones con otros socios y alianzas potenciales y eso obviamente puede continuar, de forma que tengamos otras alternativas", afirmó Press.

El ejecutivo de Chrysler añadió que "es un poco como empezar a salir con alguien. Nadie sabe con quien estamos saliendo. No necesitamos que los 'paparazzi' nos sigan y presionen nuestras parejas".

El pasado 20 de enero, Chrysler y Fiat anunciaron un acuerdo para establecer "una alianza global estratégica".

Según el acuerdo, Fiat proporcionará aChrysler plataformas de vehículos de reducido consumo, plantas motrices y otros componentes, así como la infraestructura de distribución en mercados emergentes.

A cambio Fiat recibirá un 35 por ciento del accionariado de Chrysler. El acuerdo requiere la aprobación del Departamento del Tesoro estadounidense porque el Gobierno federal ha prestado 4.000 millones de dólares a Chrysler para garantizar el funcionamiento de sus operaciones en los próximos meses.

Press también dijo que Chrysler necesita que las autoridades federales les presten otros 3.000 millones de dólares antes del 31 de marzo. En los últimos meses, Chrysler ha llegado a diversos acuerdos de cooperación con fabricantes asiáticos y europeos.

Con Nissan, el acuerdo establece que la empresa japonesa producirá un pequeño auto que se venderá en Latinoamérica (empezando por Brasil) bajo la marca de Chrysler.

A su vez Chrysler producirá un "pickup" para que Nissan lo venda en Norteamérica bajo el logotipo de la marca japonesa. Chrysler también se ha comprometido con Volkswagen para producir un monovolumen que la empresa alemana venderá en Estados Unidos con su nombre.

Por último, Chrysler tiene un acuerdo con la china Chery para la producción de un auto pequeño pero todavía no se ha materializado en un producto concreto