Chrysler acuerda las condiciones de los despidos

La marca americana del grupo DaimlerChrysler ha llegado a un principio de acuerdo con los sindicatos sobre los 26.000 despidos y jubilaciones anticipadas que se van a producir.

Chrysler ha conseguido llegar a un acuerdo en las negociaciones que lleva con el sindicato United Auto Workers para el despido de 21.000 obreros y unos 5.000 empleados administrativos. La oferta de la compañía es de 35.000 dólares (algo más de seis millones de pesetas) antes de impuestos, de los cuales la mitad se destinará a la adquisición de un vehículo Chrysler y los otros 17.500 se entregarán en efectivo.
La semana pasada, 4.600 administrativos en los Estados Unidos y otros 320 en Canadá recibieron similares ofertas de retiro. Para acogerse al programa de jubilación voluntaria, los trabajadores deben tener al menos 60 años y diez años de pagos de contribuciones a sus jubilaciones, o tener al menos 30 años de pagos de contribuciones.
Las medidas de saneamiento de Chrysler se complementan con el cierre de 6 factorías, cinco de ellas en Latinoamérica, y las presiones a la baja en los precios de los componentes.
Robert Eaton, antiguo presidente de Chrysler y artífice, junto a Jürgen Schrempp, de la malograda boda entre las dos compañías (Daimler y Chrysler), realizó unas declaraciones el lunes pasado al Monday Automotive News en las que daba su opinión sobre la fusión. Según él, en el momento de la alianza creía realmente que se trataba de un acuerdo entre iguales y consideraba que DaimlerChrysler se convertiría en el más importante productor de automóviles del mundo.