Chrysler 300C Touring

La marca norteamericana desplegará por Europa, antes de que acabe el año, su primera berlina familiar. Se trata de una versión basada en su prestigioso 300C sedán, pero con mayor capacidad de carga y tracción permanente a las cuatro ruedas. Estará disponible con tres motorizaciones y cambio automático.

Chrysler 300C Touring
Chrysler 300C Touring

El nuevo Chrysler 300C Touring llegará al mercado europeo con tres motores diferentes, aunque todos muy potentes: un 5.7 HEMI V8 de 340 CV de potencia, un 3.5 V6 de 253 CV y un 2.7 V6 de 193 CV (este último probablemente no llegue a España, según confirma la propia marca). El objetivo de tanta variedad será hacer frente a los que, presumiblemente, se convertirán pronto en sus principales y peligrosos rivales: el BMW Serie 5 Touring, el Audi A6 Avant y el Volvo V70 Estate. Para todas las motorizaciones, Chrysler anuncia unas prestaciones de aupa (6,4 segundos, por ejemplo, de 0 a 100 km en el 5.7), datos que tendremos que comprobar más adelante en nuestro propio banco de pruebas. La mayor novedad, no obstante, radica en la introducción en este modelo de la tracción permanente a las cuatro ruedas AWD, un sistema no disponible con carrocería sedán y que en la versión familiar se puede apreciar con las dos motorizaciones más potentes.

En Alemania, precisamente, hemos tenido la ocasión de ponernos al volante de estas dos versiones y la verdad es que no nos han defraudado: su aceleración y potencia es brutal. En ambas, el sistema de tracción a las cuatro ruedas actúa permanentemente, enviando el 62 por ciento del par motor a las ruedas traseras y el 38 por ciento a las delanteras, lo que aporta mejor adherencia en condiciones difíciles. La primera de estas versiones, con motor 5.7, ofrece además Sistema de Cilindrada Múltiple (MDS), un mecanismo que desactiva cuatro de los ocho cilindros (siempre que la potencia ofrecida cubra la demanda del conductor), lo que reduce el consumo del vehículo entre un 10 y un 20 por ciento.

Más eficaz y manejable me ha resultado la versión 3.5 V6 con tracción total. Pesa casi 200 kilos menos que el 5.7 (1.750 kg frente a casi 2 toneladas) y se nota. Esta última motorización además está disponible con tracción trasera, lo que –en teoría- le debe otorgar también bastante equilibrio. Dicho propulsor viene siempre acompañado de un cambio automático, de 5 velocidades en versiones AWD y de 4 marchas en las de tracción trasera. En el 5.7 figura una única caja de cambios de 5 velocidades AutoStick.

Para el desarrollo del 300C Touring, Chrysler ha decidido otorgar mayor importancia al diseño que a la aerodinámica. Su imagen americana y tradicional dificulta, de hecho, este apartado. Por eso, la sonoridad del modelo es alta en plena aceleración y a elevada velocidad. Para afrontar tanta potencia con garantía, Chrysler ha optado por fomentar la seguridad en el 300C Touring. En primer lugar, “vistiendo" al vehículo con unos poderosos neumáticos 225/60, con llantas de aluminio de 18 pulgadas. Junto a ellos, cuatro frenos de disco de grandes dimensiones (345 x 28 mm delante y 320 x 22 mm detrás). La seguridad se completa con una dirección de cremallera asistida y los sistemas ABS, asistencia a la frenada de emergencia, TCS y ESP. Todo de serie.

El Chrysler 300C Touring estará a la venta en Europa a finales de 2004. En octubre conoceremos su precio (la marca asegura que será unos 2.000 euros más caro que la versión sedán), aunque ya podemos asegurar que nos encontraremos con un familiar de descomunales dimensiones y mucha potencia. En definitiva, con una auténtica ranchera americana.