CCOO confía en que sector automovilístico español mantenga la "tónica" del 2000

Mientras los gigantes norteamericanos deciden levantar el pie del acelerador y reducir su producción, desde CCOO se anima al sector español a realizar reajustes de plantilla para aumentar la productividad.

En el sindicato Comisiones Obreras, no se dejan amilanar por las sombras de crisis que planean sobre Detroit. Chrysler, General Motors y Ford ya han anunciado que aminorarán su producción, pero desde CCOO se confía en que "la tónica" del sector en España se mantenga "similar" a la del 2.000.
El secretario general de la Federación Minerometalúrgica de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, afirmó ayer que la desaceleración de la economía estadounidense no debe servir de excusa para que el sector del automóvil en España haga reajustes de plantilla para adecuar su productividad.
Aunque la industria española es básicamente exportadora (a este fin dedica un 80 por ciento de su producción), Fernández Toxo confía en poder evitar una posible crisis mediante una mayor flexibilidad de la jornada laboral en los días festivos o en vacaciones hasta adecuarla a la demanda.
Durante el año pasado el mercado español ya logró mantener el tipo frente a sus competidores europeos. Según recoge la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), en el 2000 se matricularon en España 1.381.239 automóviles frente a los 1.406.246 de 1999, lo que supone un descenso del 1,8 por ciento, mientras que entre el resto de los países de la UE la bajada registrada fue de una media del 2,2 por ciento.

Los mejores vídeos