Catalunya tiene 216 radares fijos y uno por tramo para controlar las carreteras este verano

Catalunya tiene en total 216 puntos de ubicación de radares fijos, un radar por tramo en el Túnel de Vielha (Lleida) y una veintena de cinemómetros móviles de los Mossos d'Esquadra para controlar la velocidad de los conductores en las carreteras, de cara a la operación de agosto que ha arrancado con este primer fin de semana.

Este verano la Conselleria de Interior ha lanzado un plan de choque para frenar el repunte del 10% de la siniestralidad y que, entre otras medidas, prevé que los cinemómetros que ocupan estos 216 puntos de radares fijos roten un 25% más para que sean más eficaces.

En toda España hay un total de 850 radares fijos que están operativos de cara a la operación de este mes de agosto, 550 de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Además, el Servei Català de Trànsit (SCT) instalará tres radares por tramo en dos carreteras en Girona y Tarragona, la C-65 entre Cassà de la Selva y Llagostera y la N-340 entre Sant Carles de la Ràpita y Amposta.

Estos tres radares por tramo, que controlan la velocidad media con que un vehículo recorre un tramo de carretera y sancionan si se ha superado el límite, están en fase de licitación, con lo que las obras se podrían adjudicar este verano y entonces empezar a instalarlos.

En la carretera N-340 instalarán este sistema de control de velocidad en ambos sentidos a lo largo de cinco kilómetros, y en la C-65, el tramo controlado también será de cinco kilómetros, solamente en un sentido.

Este sistema de control por tramos hasta ahora solamente se había instalado en el Túnel de Vielha (Lleida), y esta será la primera vez que se utilice en una carretera al descubierto.

El plan del Govern contra la siniestralidad también prevé controles policiales integrales y cobrar un 30% más del precio de la multa a los conductores que reincidan más de dos veces en infracciones graves.

Así, los Mossos d'Esquadra incrementarán los controles de tráfico simultáneos en una misma carretera y los controles en paquete de alcohol y drogas, velocidad y el mantenimiento del vehículo, así como el patrullaje en moto y con vehículos no logotipados.

Entre el 1 de enero y el 24 de junio han muerto 104 personas en accidente de tráfico en Catalunya, siete más que en el mismo periodo de 2011, lo que supone un aumento del 7,2%, y si se añaden los heridos graves, la cifra asciende al 9,9%, con 565 víctimas mortales y graves frente a las 514 del primer semestre de 2011.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.