Cataluña aumenta su recaudación por multas en un 275 por ciento

Desde hace un año, los Mossos d'Esquadra controlan el tráfico de las carreteras catalanas y, durante este tiempo, el número de multas de tráfico se ha disparado en esta comunidad. En 2001, la Generalitat de Cataluña ha recaudado 13,27 millones de euros (2.207 millones de pesetas) por el cobro de estas infracciones, un 275 por ciento más de lo recaudado en el ejercicio anterior.

En diciembre de 2000, los Mossos d'Esquadra recogían el relevo de la Guardia Civil y se convertían en el único cuerpo policial encargado de velar por el tráfico de las carreteras catalanas. Ahora, ya se conocen los primeros datos sobre su labor y, según los mismos, no se puede negar que los Mossos se han tomado su misión con mucho celo.

Durante el año 2001, el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha ingresado un total de 13,27 millones de euros (unos 2.207 millones de pesetas) por el cobro de multas de tráfico; esta cantidad supone un 275 por ciento más que lo recaudado en el ejercicio anterior, cuando la Guardia Civil vigilaba las carreteras catalanas.

El propio director del SCT, Joan Delort, ha reconocido que el aparente crecimiento "desorbitado" de los ingresos por multas se debe, principalmente, a dicho traspaso de competencias, pero también ha apuntado otros motivos como "la mayor concentración demográfica y el número de vehículos que tiene la provincia de Barcelona".

Además, en 2002, esperan que las sanciones sigan aumentando, debido a los nuevos dispositivos de control de velocidad que se han instalado en las vías catalanas. Estas cámaras láser, en su primer día de funcionamiento, detectaron 1.693 excesos de velocidad.

Ojo con el cinturón de seguridad
Delort ha explicado que no llevar el cinturón de seguridad o el casco fueron las infracciones más cometidas por los conductores catalanes, seguidas, a poca distancia, por las de exceso de velocidad.

Eso sí, las arcas de la Generalitat todavía no han notado este incremento de multas, ya que las sanciones de tráfico pendientes por cobrar en los últimos tres años ascienden a más de 18 millones de euros (3.043 millones de pesetas); de esta cantidad, 15 millones de euros (2.495 millones de pesetas) corresponden al ejercicio 2001.