Castilla y León mejora sus comunicaciones

La Comunidad de Castilla y León concluirá el año 2003 con casi 200 nuevos kilómetros de autovía que mejoran notablemente las comunicaciones del norte de España. Ayer, el presidente de la región, Juan Vicente Herrera, inauguró los dos últimos tramos de la A-66, que unen Benavente y León. La conclusión de la autopista Santiago-Orense es ahora el próximo objetivo anunciado por Fomento.

Para Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, el año que está a punto de concluir puede considerarse como “espectacular" en lo que a infraestructuras se refiere en la región. El dirigente popular, acompañado por el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, inauguró ayer los dos últimos tramos de la A-66 (León-Benavente), que cifran finalmente en 198 kilómetros los trazados de autovía inaugurados este año en toda la comunidad.La inauguración de los últimos tramos de la autovía León-Benavente permitirán cerrar una asignatura pendiente en nuestro país con la integración de León y Asturias en la estructura radial de autopistas y autovías del Estado. Este trazado, que concluye con la conexión de la localidad de Valverde de la Virgen con Villamañan, pone así el punto final a un proyecto que ha contado con una inversión de 96 millones de euros.“Esta actuación supone cancelar una deuda histórica en nuestro país y renovar el compromiso de culminar el Plan de Infraestructuras en León, en la comunidad y en España", aseguró Cascos. Herrera, por su parte, criticó duramente al Partido Socialista por no estar presente en el acto de inauguración, una ausencia que el presidente de la Junta justificó señalando que “habrán tenido otros quehaceres más importantes que seguro no evitarán que compartan la alegría por esta nueva infraestructura".Por otra parte, el Ministerio de Fomento anunció ayer que las obras del último tramo de la Autopista Santiago-Orense (A-53), entre el Alto de Santo Domingo y la autovía de las Rías Baixas, comenzarán el próximo año y finalizarán en 2006. El trazado está dividido en dos subtramos: el primero, entre Dozón y Cea (17 km de longitud) y el segundo, entre Cea y el enlace de la A-52 en Barbantes (13,1 km). Estos tramos incluyen un área de servicio en el kilómetro 80,4, con acceso directo en sentido Santiago y conexión mediante un paso a distinto nivel en sentido Orense.