Casi 2,5 millones de coches "fantasma"

En la Dirección General de Tráfico no saben a ciencia cierta cuántos vehículos circulan por nuestras carreteras. Achatarramientos ilegales, abandonos y vehículos importados sin papeles son los culpables.

En los archivos de la Dirección General de Tráfico (DGT) de nuestro país consta que unos 23 millones de vehículos circulan por nuestras carreteras y, partiendo de este dato (y otros registros como número de permisos de conducir, accidentes, etc), Tráfico organiza sus políticas de actuación. Pues bien, en Faconauto, Federación de Asociaciones de Concesionarios, no están en absoluto de acuerdo con este dato y, según un informe que ha realizado Marketing Systems para ellos, afirman que apenas son 20 los millones de vehículos que ocupan nuestras carreteras.

Entonces surge una sencilla pregunta de carácter matemático: ¿dónde están los tres millones de vehículos no contabilizados? Según Faconauto, se trata de todo tipo de turismos, motocicletas, autobuses, etc que han sido abandonados o bien incluso desguazados de manera ilegal. Es decir, en la DGT no tienen la documentación de la baja efectiva del vehículo y por eso sigue engrosando las listas de unidades “circulantes" por el país.

Para solucionar este problema, Faconauto propone que la Dirección General de Tráfico se ponga manos a la obra y revise su registro de vehículos de manera exhaustiva. Según Blas Vives, secretario general de Faconauto, esta revisión se iba a llevar a cabo “hace un par de años", pero, por el momento, no se ha realizado.

Uno de los problemas más importantes que provoca esta sobreestimación del parque automovilístico español es medioambiental. Los coches abandonados provocan graves problemas al medio ambiente (la mayoría de sus componentes son residuos muy nocivos).

Parte de estos coches “fantasmas" también son aquellos se que se importan ilegalmente y de los que la DGT tampoco tiene constancia. Y no nos referimos sólo a unidades llegadas del mercado europeo, sino de otras procedencias de más complejo control. Según Marketing Systems, este tipo de importación supone para el mercado nacional unas 60.000 unidades.