Carrozas a prueba de balas

Ya no hay carrozas; los personajes más poderosos del planeta desfilan ante sus conciudadanos en coches blindados. La historia de la política siempre ha estado muy unida a la del automóvil, pero, tras los atentados del 11 de septiembre, puede que esta relación se haga aún más estrecha.

Estos vehículos combinan seguridad y lujo, pero no sólo son objeto de deseo de los dirigentes de países capitalistas. El propio Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, tras convertirse en uno de los principales artífices de la revolución rusa, desfiló en la Fiesta del Trabajo de 1918 utilizando un impresionante Rolls Royce 40-50 HP. Por su parte, Juan Pablo II se mueve en un vehículo blindado y acristalado, "el Papamóvil". El primero de éstos se construyó en 1982 por la firma británica Leyland y contaba con un cristal antibalas. Cuando visitó nuestro país, la factoría de Santana, en Linares (Jaén), preparó el vehículo del Pontífice. Fuera de sus viajes oficiales, el Papa suele viajar en un Lancia Dialogos, donado por el fabricante italiano. Lo cierto es que casi todas las marcas de automóviles tienen un pasado político más o menos claro y también un presente: en las pasadas elecciones estadounidenses GM apoyó directamente la campaña de George Bush y el mismísimo Rick Wagoner, presidente de la multinacional, hizo un donativo a título personal para la causa republicana. Por su parte, la firma Ford siempre ha estado vinculada a las ideas y líderes demócratas y, en dichas elecciones, William Clay Ford se puso abiertamente de lado del entonces vicepresidente estadounidense y candidato a la Casa Blanca, Al Gore.

A raíz de los atentados terroristas del pasado 11 de septiembre, los principales fabricantes estadounidenses lanzaron una financiación sin intereses para animar a sus compatriotas a comprar automóviles y, de paso, mantener viva la economía de su país. Esta campaña, bautizada como "Keep American Rolling", es presentada como un acto de patriotismo desinteresado, pero ha conseguido que General Motors, su principal valedor, casi ponga contra las cuerdas a sus más directos rivales DaimlerChrysler y Ford, que se vieron obligados a imponer esta ventajosa financiación a pesar del mal momento económico que atravesaban.

Los mejores vídeos