Carrocerías con espumas metálicas

Las carrocerías fabricadas con tubos rellenos de espuma metálica aumentan la seguridad de la estructura de los autocares ante un posible impacto por vuelco, según una investigación realizada por el Instituto Superior de Investigación del Automóvil (INSIA) de la Universidad Politécnica de Madrid.

La espuma está formada por un conjunto de bolas porosas de aluminio de diferentes densidades unidas por un material adhesivo, que tras un proceso de "curado" en una cámara climática quedan adheridas a las paredes interiores de los tubos. Con esa estructura los tubos adquieren una mayor resistencia a la flexión, y por tanto la carrocería responde mejor en el caso de que el autocar volcase, según señalan los autores del estudio, Francisco Aparicio, director del INSIA, y Gustavo Cazzola, ingeniero de la Universidad Tecnológica de Argentina. Hasta ahora las espumas metálicas de relleno se empleaban solo en algunos turismos pero, según la investigación, suponen una alternativa factible, innovadora y rentable que permite reforzar la carrocería de los autocares, según un comunicado de la Universidad.El estudio desvela además que la modificación del diseño de los autocares, así como el incremento del peso y espesor de los tubos, también mejoran la seguridad de este tipo de vehículos.