Carrefour rebaja el precio de sus carburantes

En medio de noticias que hablan de subidas inminentes en los precios de la gasolina, Carrefour, el conglomerado comercial que integran principalmente Continente y Pryca, ha rebajado diez pesetas el precio de este combustible en sus gasolineras.

Desde la pasada media noche, Carrefour ha decidido reabrir un frente que estaba aletargado, el de la guerra de los combustibles.
Sus 20 gasolineras, esparcidas por los muchos centros comerciales de la cadena, cobran el litro de cualquiera de sus combustibles diez pesetas más barato que ayer, con lo que se sitúan muy por debajo de la media.
Los precios variarán en función de la ubicación de la gasolinera, pues no todas cobraban lo mismo por el combustible. Por ejemplo, las de Madrid, donde las tarifas son más altas, el precio del litro de gasóleo se queda en 109,9 pesetas, el de la gasolina súper, en 130,9, la sin plomo de 98 cuesta 135,9 y la de 95, 120,9 pesetas.
Carrefour cuenta con gasolineras en los establecimientos que tiene en Alcobendas (Madrid), Sevilla, Valladolid, Valencia, Algeciras (Cádiz), Torrelavega (Cantabria), Plasencia (Cáceres) y Gandía (Valencia).
Como siempre que un hipermercado rebaja los precios de la gasolina, las estaciones de servicio se echan al monte. El presidente de la patronal de este gremio, Juan Miguel Prats, ha recordado que las gasolineras sólo tienen un margen de beneficio de seis o siete pesetas por litro, por lo que no pueden llevar a cabo descuentos tan importantes como los supermercados.
Asegura Prats que estos descuentos forzarán el cierre de muchas estaciones próximas a los centros comerciales.
Tradicionalmente, los gasolineros han acusado a las cadenas de hipermercados de practicar una competencia desleal. Incluso han dejado caer acusaciones veladas de "dumping", es decir, venta a pérdidas.
Alegan que el negocio de los híper no es la gasolinera, sino que la utilizan como cebo para llevar clientes a sus tiendas.

Mal momento
Para los usuarios, tal y como se presenta el mercado a medio plazo, estas gasolineras baratas no dejan de ser casi un oasis. La gasolina lleva una semana subiendo de precio en los mercados internacionales y las petroleras ya han advertido de que preparan subidas de precios. Se acaba así el mes y medio de descensos que habíamos vivido.
Ayer mismo, el Instituto de Austria para la Investigación Económica, el prestigioso Wifo, hizo público un informe bastan poco halagüeño de cara a este año. Sus expertos aseguran que durante 2001 el precio del petróleo se situará entre los 25 y los 30 dólares, con una media de 28,7 dólares. Es decir, al menos dos dólares por encima de lo que cuesta actualmente. La traducción es clara: subirán las tarifas de los surtidores.
Además, prevén un fortalecimiento de la posición de la Opep en el mercado y su mayor capacidad para controlar las cotizaciones internacionales. Esto supone que los precios serán fuertes.

Los mejores vídeos