Cardenal señala que no hay intención de favorecer a las petroleras

El fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, ha salido al paso de las críticas por no haber admitido a trámite la querella contra Repsol YPF y Cepsa por presunto pacto de precios. Cardenal ha indicado que "no hay ninguna intención de favorecer particularmente ni en general a nadie".

Tras dos años recogiendo pruebas y de la elaboración de un amplio informe, la Fiscalía Anticorrupción llegó a la conclusión de que Repsol YPF y Cepsa pactaban los precios, pero el fiscal general del Estado paralizó la querella al considerar que los delitos contemplados no estaban "suficientemente claros".

Para Cardenal, cuando tomó esta decisión, había que esperar dos resoluciones del Tribunal de la Competencia para poder decidirse y esa misma opinión es la que ha expresado ante la Comisión de Justicia e Interior del Congreso. "Este asunto está en fase de estudio por lo que no se puede aventurar absolutamente nada", ha indicado Cardenal, que ha añadido que se respetarán siempre los principios de "legalidad e imparcialidad"..

La Fiscalía General del Estado ha recibido ya los expedientes abiertos a las petroleras por el Tribunal de Defensa de la Competencia, documentación que había reclamado a la Fiscalía Anticorrupción.

Tanto el Grupo Socialista como Izquierda Unida han sido bastante críticos con el fiscal general. Javier Barrero, representante del PSOE, le ha acusado de permitir "la impunidad de personas privilegiadas", mientras que Luis Carlos Rejón, portavoz de IU, ha denunciado la postura "servicial" de Cardenal ante el Gobierno y de "bloquear" la acción de la Fiscalía Anticorrupción.