Caras nuevas para el Santa Fe y el Terracan

La marca coreana ha realizado pequeños retoques estéticos en el Santa Fe y el Terracan, los ha dotado de motores mejorados y ha añadido un mayor equipamiento a ambos. Arrastrados por la aparición del pequeño de la gama, el Tucson, los otros todo terreno de Hyundai se renuevan y adoptan líneas más modernas.

Caras nuevas para el Santa Fe y el Terracan
Caras nuevas para el Santa Fe y el Terracan

Hyundai no esconde que los cambios introducidos en el Santa Fe y el Terracan son una “evolución", más que una “revolución". Sin embargo, ambos cuentan con modificaciones que no sólo se limitan al exterior de los vehículos.Así, el Santa Fe se muestra muy orgulloso de su motor 2.0 CRDi, el más vendido de la gama, que ahora ofrece más potencia gracias a un turbo de geometría variable (VGT): cuenta con 125 CV, frente a los 112 de la versión anterior. La marca asegura que este incremento de fuerza permite que el vehículo marque mejores cifras de aceleración (13 segundos para pasar de 0 a 100 km/h) y velocidad punta (172 km/h) y logre un consumo ligeramente más moderado (7,5 litros/100 km).El propulsor de gasolina más potente, el V6 de 2.700 cm3 (173 CV), se mantiene sin cambios, mientras que desaparece el 2.4 de cuatro cilindros.Para obtener lo mejor de estos motores, Hyundai ha desarrollado dos cajas de cambio. La primera de ellas es manual, de cinco velocidades, y se ofrece asociada al propulsor Diesel. La segunda es una transmisión semiautomática (es decir, también puede manejarse en modo manual) de cuatro relaciones, que irá junto a la mecánica 2.7. Opcionalmente, también podrán solicitarla todos aquellos que prefieran el motor de gasóleo.También se ha mejorado la seguridad activa del modelo, gracias a la incorporación del sistema de tracción total no desconectable TSC. Este dispositivo, de serie en toda la gama, es similar al del Tucson: normalmente, contaremos con tracción delantera, pero el par pasará al tren trasero si detecta pérdidas de tracción. El conductor podrá bloquear este reparto de par pulsando un botón situado en el salpicadero. El dispositivo se desbloqueará cuando sobrepasemos los 35 km/h. Así, se ha desechado el anterior diferencial central viscoso del Santa Fe, que distribuía el par en un reparto del 60/40.La protección de los ocupantes también ha recibido una revisión: la nueva generación del Santa Fe cuenta con airbags laterales de serie en todas las versiones, además de los frontales de hinchado controlado que ya existían anteriormente.Los cambios estéticos que ha recibido este Hyundai no son muy llamativos. Destaca la parrilla de nuevo diseño, con un brazo transversal, y unas llantas de aleación con estética más deportiva. En la zona posterior, existe un nuevo paragolpes y unos grupos ópticos que han sido rediseñados para brindar una mayor luminosidad.
También el interior ha recibido retoques, en forma de nuevas tapicerías y de relojes con los bordes cromados. El confort de los pasajeros se ha mejorado gracias a una mayor insonorización del habitáculo. Asimismo, el nuevo Santa Fe cuenta con un ordenador de viaje. El Terracan no ha querido ser menos que su “hermano" y también ha exigido su correspondiente puesta al día. Ahora, la parrilla de siete brazos ha dado paso a una estructura de nido de abeja, que acentúa el dinamismo de este todo terreno. En el paragolpes, existe una entrada de aire mayor, que permite una mejor refrigeración del motor. Los faros antiniebla, antes redondos, pasan a ser rectangulares. En el interior del Terracan, destaca una nueva consola central, una segunda toma de corriente para las plazas posteriores y un cuadro de mandos con los relojes en fondo blanco. Los laterales han adoptado nuevas molduras, más resistentes, y unos estribos más amplios. En la zaga, el paragolpes ha sido revisado, con el fin de ofrecer un mejor acceso al maletero, y los faros también han sido rediseñados. Hay que ir al corazón de este todo terreno para encontrar su mayor cambio. El propulsor 2.9 CRDi ha recibido un aumento de potencia –gracias al incremento en la presión de inyección del combustible- que, según Hyundai, le ha permitido pasar de 150 a 163 CV. El par máximo, que antes era de 33,9 mkg a 1.750-3.000 rpm, ha pasado a los 35 mkg. La marca coreana anuncia que tanto el consumo del vehículo (de 8,7 l/100 km para la nueva versión) como sus emisiones han sido reducidas.- El Terracan cuenta con una caja de cambios manual de cinco velocidades (opcionalmente, podrá montar una transmisión automática) dotada de reductora.
- El sistema de tracción total conectable EST permite pasar de propulsión trasera a tracción total manualmente, siempre que la velocidad sea inferior a 80 km/h.
- Las versiones con equipamiento más completo cuentan con un sistema de tracción automática (ATT) que conecta el sistema 4x4 cuando detecta pérdidas de tracción en el tren trasero.