Camacho (PP) adeuda 747.000 euros y Maldonado (CiU) vive con rentas mensuales de 3.300 euros

La senadora y presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, ha declarado este jueves que adeuda 747.000 euros a los bancos consecuencia de cuatro préstamos contraídos con distintas entidades financieras --el de mayor valor responde a la compra de un piso--, mientras que el senador de CiU Josep Maldonado vive con una renta mensual de 3.336 euros entre tres empresas inmobiliarias y bienes particulares, además de su sueldo de senador.

Estos datos se desprenden de la declaración de bienes y patrimonio que los senadores han publicado en la web de la Cámara Alta, en el que la dirigente popular constata que percibió más de 82.500 euros del Senado, el PP, del Ministerio de Trabajo (Tesorería General de la Seguridad Social en concepto de trienios) y del Parlament, así como 600 euros de Cuarzo Producciones.

Tres de los cuatro créditos los contrajo en 2009, el mayor de los cuales es de 648.000 euros y responde a la compra de una vivienda; un mes después pidió otro por valor de 55.000 euros, a finales de año otro de 37.000 y en 2007 contrajo uno por valor de 26.000.

Hasta el momento, Camacho ha pagado un total de 19.000 euros de los 767.000 euros que suman la cifra de los cuatro créditos.

Uno de los senadores que acumula más bienes e inmuebles es Maldonado, de cuyo arrendamiento percibe más de 40.000 euros.

Situados todos en Tarragona, Maldonado tienes tres viviendas, cinco locales, un solar, diez aparcamientos y tres empresas inmobiliarias.

Además de tener un Audi 6 recién adquirido, ha declarado poseer más de 100.000 euros entre cuentas corrientes y depósitos a plazo y 2,4 millones en renta fija, acciones y participaciones, aunque también adeuda 39.000 euros en concepto de tres préstamos que sumaban un valor de 79.000.

Otro senador de CiU Jordi Vilajoana también tiene un importante patrimonio, y entre los bienes inmuebles que tiene hay un piso con dos plazas de aparcamiento y un apartamento, y en un 25% es propietario de una nave industrial, cuatro locales comerciales, una finca urbana con bajos y dos pisos y un almacén.

Ha declarado haber recibido 4.109 euros del reparto de beneficios de la sociedad Altraformas, de la que posee 133 acciones, y 931 euros como intereses de tres cuentas corrientes, una depósito a plazo fijo y de fondos de inversión de renta fija y variable: la suma de estos apartados ascienden a los 93.883 euros.

Además de tener 50 acciones de la Seda de Barcelona y un plan de pensiones de 107.000 euros, es propietario de cuatro vehículos --tres coches y una motocicleta-- y de una embarcación de 7,5 metros adquirida en 2009.

Más austero es el patrimonio del presidente del PSC y senador Isidre Molas, quien es propietario de la mitad de un fondo de inversión, dos depósitos a largo plazo y dos cuentas corrientes por valor de 148.500 euros.

Propietario de una vivienda unifamiliar, ha percibido en el último ejercicio más de 1.100 euros por intereses de rendimiento de libretas y cuentas bancarias corrientes y a plazo fijo, 625 por tertulias de radio, 3.500 por derecho de autor y más de 8.000 por trienios.

El ex conseller y senador de ICV, Joan Saura, ha declarado percibir como único sueldo el del Senado y unas rentas patrimoniales que superan los 37.400 euros.

Es propietario de la mitad de su vivienda habitual de 100.000 metros cuadrados, dispone de un depósito de 32.000 euros y tres cuentas corrientes que alcanzan casi los 33.000 euros y adquirió deuda de la Generalitat por valor de 8.048 euros. MÁS BARCAS Y BONOS

Además de comprarse una barca de recreo de 4,98 metros en 2008, tiene pendiente de pagar 89.000 euros de un crédito inicial de 142.000.

También tiene una embarcación de 4,98 metros de eslora el senador de ERC, Miquel Bofill, quien ha declarado que tiene tres bienes inmuebles y tres solares de uso forestal, así como dos vehículos.

En el apartado de cuentas y depósitos, dispone de cinco cuentas --tres compartidas-- y tres depósitos de largo plazo --dos compartidos-- por valor de 86.000 euros.

Destaca los 14.000 euros que tiene en bonos de la Generalitat y 16.000 euros en una participación de un fondo de inversión.