Camacho persigue el voto socialista para transformar en 'avenida azul' el 'cinturón rojo'

Acusa al PSC de ser un 'barco sin rumbo' que ha arruinado a Cataluña

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, se ha lanzado este sábado a por el voto socialista, y ha apelado en Sant Boi de Llobregat --tradicional feudo del PSC-- a transformar en una 'avenida azul' el 'cinturón rojo'.

En un acto de pequeño formato ante unas decenas de simpatizantes en un bar céntrico del municipio barcelonés, ha reiterado su petición de que en estas elecciones se diluya el debate ideológico y haya votantes de todos los colores que apoyen al PP, 'el único que puede evitar el independentismo'.

'A aquellos que no nos han votado nunca, les digo que, más que nunca, el voto al PP conviene a Cataluña y les conviene a ellos', ha afirmado la dirigente popular, que ha erigido la comarca del Baix Llobregat como una representación de la Cataluña real, que no está por la independencia sino por salir de la crisis.

Camacho ha aprovechado el acto para replicar al candidato del PSC, Pere Navarro, que este sábado por la mañana ha culpado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, del auge del independentismo.

La candidata popular ha acusado al PSC de haber arruinado a Cataluña e hipotecado el futuro de varias generaciones gobernando junto al exlíder de ERC Josep Lluís Carod-Rovira, y les ha afeado que tengan 'complejos' al defender la unidad de España.

'El PSC es un barco sin rumbo y están a la deriva. Es asbolutamente patético que digan que la culpa del desafío independentista es del PP', ha continuado, y ha reprochado a los socialistas catalanes que rescaten ahora el federalismo del baúl de los recuerdos, dice.

CRÍTICAS A MAS

Ha criticado también al presidente de la Generalitat y candidato de CiU a la reelección, Artur Mas, por 'creerse sus propias mentiras' al defender que una Cataluña independiente sería la séptima potencia europea, cuando, a su juicio, quedaría aislada y fuera del euro.

'Decir que una Cataluña independiente sería la séptima potencia europea es una irresponsabilidad impropia de un gobernante', ha argumentado la dirigente popular, que ha acusado a Mas de actuar como un Moisés.