Caen un 8 por ciento las ventas en EE.UU

Las ventas en Estados Unidos han vuelto a resentirse y han caído un ocho por ciento. Este hecho ha provocado el inmediato anuncio de reducciones en la producción de General Motors y Ford.

Las matriculaciones de mayo en los Estados Unidos no han sido buenas, al contrario que en nuestro país. Tras dos meses del alza, se ha producido una caída de las ventas del ocho por ciento, con un descenso en casi todas las grandes marcas, a excepción de Nissan, que ha remontado el vuelo con un crecimiento del 6,6 por ciento. Las grandes compañías norteamericanas (General Motors, Ford y Chrysler) se han visto bastante afectadas por los datos de mayo. GM ha caído un 12,8 por ciento a causa de la débil demanda de sus todo terrenos, mientras que las ventas de Ford han disminuido un 10,4 por ciento. Algo menor ha sido el descenso de Chrysler, de un 2,5 por ciento. También es significativa la bajada de las japonesas Toyota (apenas un 0,5 por ciento) y Honda (un 15 por ciento).La respuesta a este generalizado descenso, según los analistas, está en que los consumidores han decidido “tomarse un pequeño descanso", pues sus garajes ya se encuentran llenos de coches nuevos que han adquirido recientemente gracias a los numerosos incentivos de las marcas. También ha tenido una incidencia importante el crecimiento de los precios de la gasolina y los altos intereses. Con esta nueva caída, el objetivo de ventas anuales se ha colocado en 16,7 millones de vehículos, un millón menos de lo que apuntaban las predicciones en mayo de 2004. Según los expertos, el mercado está cayendo más de lo esperado por culpa de la escasa demanda de los todo terrenos, cuyas entregas han caído significativamente. La primera consecuencia del descenso de las matriculaciones ha sido el anuncio por parte de GM y Ford de que van a reducir su producción durante los meses de verano, un 9 y un 2,3 por ciento, respectivamente. Además, General Motors ha decidido poner toda la carne en el asador en el apartado de los incentivos a la compra. Por eso, ha anunciado que extenderá los generosos descuentos que aplica a sus empleados a todos los clientes. Según los analistas del mercado, se trata de una “medida verdaderamente drástica, una de las más drásticas que hemos visto".