Caen los beneficios de Ford

El fabricante norteamericano Ford ha visto como sus beneficios durante el segundo trimestre han caído un 19 por ciento, una cifra negativa, aunque mejor de lo esperado por los analistas.

Las ganancias netas han alcanzado los 946 millones de dólares, lo que supone 47 centavos por acción, mientras que el año pasado el beneficio por título fue de 57 centavos, o, lo que es lo mismo, 1.170 millones de dólares. Los analistas, por su parte, habían calculado que sólo se ganaría 33 centavos por participación. Los ingresos, al mismo tiempo, subieron a 44.540 millones de dólares en el segundo trimestre, frente a los 42.870 millones de hace un año.El montante económico por la ventas de vehículos se elevaron desde los 36.700 a los 38.700 millones, aunque las unidades vendidas descendieron de 1,75 a 1,71 millones.La marca automovilística sigue ofreciendo fuertes pérdidas en Estados Unidos, aunque inferiores a las del año pasado. Por su parte, Suramérica tuvo beneficios por valor de 88 millones.La unidad europea sigue teniendo ganancias (66 millones de dólares), aunque son inferiores a las registradas a las del año pasado en este mismo período (211 millones. Las ventas, sin embargo, crecen.El presidente de la compañía, Bill Ford, no se ha mostrado satisfecho con estos resultados. “Pese a la rentabilidad en la mayoría de las regiones", ha señalado, “nuestros resultados automotrices mundiales fueron decepcionantes y reflejan un entorno muy competitivo en el que seguimos operando, especialmente en Norteamérica" Por otro lado, General Motors Canadá y el sindicato de trabajadores del sector del automóvil (CAW) acaban de iniciar las negociaciones del contrato colectivo que afectará a 25.000 empleados durante los próximos tres años.La compañía automovilística quiere recortar sus costes laborales tras haber perdido 1.100 millones de dólares en el primer trimestre del año y los negros nubarrones que se avecinan para este 2005.No obstante, los sindicatos han dejado clara su intención de no rebajar sus demandas, que incluyen subidas salariales, mejoras en las pensiones y más tiempo de vacaciones.