Bruselas aconseja limitar a 0,5 la tasa de alcohol permitida

La Comisión Europea sugirió hoy restringir a un máximo de 0,5 miligramos por litro de sangre la tasa de alcohol autorizada al conducir. Esta iniciativa se aplicaría a toda la Unión Europea, con el objetivo de reducir las muertes por accidente de tráfico.

Los datos hablan por sí solos: cada año 10.000 personas fallecen en Europa a causa de accidentes en los que, al menos, uno de los conductores implicados había consumido demasiado alcohol. Casi 6.500 son directamente responsables por consumo excesivo de esta sustancia, pero las 3.500 restantes son víctimas de otros conductores.
Estas cifras ponen de manifiesto que el consumo de bebidas alcohólicas por parte de los automovilistas sigue siendo un grave problema de seguridad, aunque en los últimos años ha disminuido considerablemente el número de víctimas mortales.
Un portavoz de la Comisión señaló que se trata de una recomendación, y no de una propuesta legislativa. Asimismo, reiteró que esta iniciativa persigue "una especie de armonización de buenas prácticas" y la puesta en marcha de una política de responsabilidad en esta materia.
Para ello sería necesario que todos los estados miembros adoptaran un límite legal de 0,5 miligramos/litro para la tasa máxima de alcoholemia. Aunque éste ya es el nivel que aplican la mayoría de los países europeos, Reino Unido, Irlanda, Italia y Luxemburgo aún lo mantienen en 0,8 mg./l.
La Comisión propone un valor inferior (que no supere los 0,2 mg./l.) para los conductores noveles, y los de camiones, autobuses y vehículos de motor de dos ruedas. Además, el grupo de los 15 debería poner en práctica controles aleatorios, con el fin de disuadir a los automovilistas para que eviten el consumo de alcohol, así como garantizar la posibilidad de que cada conductor sea controlado, al menos, una vez cada tres años.

Los mejores vídeos