Borracho, hablando por el móvil y en libertad

El conductor que fue detenido el miércoles por conducir borracho y hablar por el móvil mientras conducía un autocar con 40 pasajeros ha sido puesto en libertad, con cargos, tras pasar a disposición judicial.

El jefe provincial de Tráfico de Ciudad Real, Antonio Carrasco, ha desvelado que R.G.S., de 53 años, ha sido puesto en libertad pendiente de juicio, a la espera de la prueba de contraste, a la que tiene derecho todo conductor tras dar positivo en un control de alcoholemia. El conductor de autobús fue detenido por la Guardia Civil de Tráfico en el kilómetro 162 de la A-4, en sentido Madrid, tras comprobar las fuerzas policiales que el autocar estaba realizando maniobras extrañas y dando bandazos de un carril a otro.Además de comprobar que estaba hablando por el móvil, en la prueba de alcoholemia se detectó que el conductor llevaba un índice de alcohol por litro de aire expirado de 1,22 miligramos. Una tasa considerada muy alta en los controles rutinarios practicados por la Guardia Civil, ya que la cantidad máxima permitida es de 0,15 miligramos por litro de aire".Este conductor transportaba a 40 personas, inmigrantes, casi todos subsaharianos, de Almería a Bruselas, lo que, en opinión del jefe provincial de Tráfico de Ciudad Real, es un hecho “muy grave, por la irresponsabilidad que supone y por la situación de riesgo a la que se pone a los pasajeros y al resto de conductores".

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.