BMW invierte 14 millones de euros en I D Diesel

Si nada cambia, la reglamentación de emisiones de CO2 conseguirá hacer desaparecer los motores de gasolina. Una nueva prueba: BMW, una de las marcas con mayor oferta de coches de gasolina, ha anunciado la construcción de un nuevo centro de investigación… Diesel.

Desde esta primavera hasta diciembre de 2008 está prevista la construcción de un nuevo centro de Investigación y Desarrollo de motores Diesel para BMW en Steyr, con cabida para los más de 400 ingenieros que allí trabajan. Por el momento, sólo el cuarenta por ciento de las ventas de BMW son Diesel, frente a porcentajes del 80 por ciento de muchos fabricantes generalistas. La anunciada entrada en el mercado americano en 2008 (un año después que Mercedes y el grupo VW) de un motor Diesel justifica que el porcentaje de estos motores crezca a pasos agigantados.

Tiene toda la lógica invertir en Diesel si se se tiene en cuenta que, por el momento, si las cuentas no nos fallan, sólo hay diez coches de gasolina en el mercado que cumplan con las previstas emisiones de CO2 por debajo de 120 g/km. De los de 130 g/km, límite finalmente fijado por la Comisión Europea hay unos cuantos más a la venta, pero la tendencia a incrementar el peso de los coches –fundamentalemente por normativas relacionadas con la seguridad- no preludia una bajada de los consumos, salvo empleo de materiales ligeros que encarecerían aún más los coches. Los Diesel no se tienen que ver tan acuciados por este problema legislativo. Su rendimiento energético cuando queman el combustible es del orden del 20 ó 30 por ciento mayor que los motores de gasolina. Por lo tanto, los Diesel también emiten mucho menos CO2, aunque en una cantidad ligeramente inferior a su ventaja de rendimiento, dada la mayor densidad del gasóleo. La única limitación de los motores Diesel podría venir del resto de emisiones contaminantes, especialmente partículas y óxidos de nitrógeno, pero para las primeras ya existen filtros en el mercado desde hace años y los segundos se generalizan cada vez más.Hasta tal punto se ha alcanzado eficacia en la depuración de los gases de escape que se producen en los motores Diesel, que los sistemas de limpieza del recién presentado Mercedes Clase C ya cumplen con la legislación Euro 6, que entrará en vigor allá por 2014. Con los bajos niveles de emisiones que se exigirán por aquél entonces, se está en unos niveles tan bajos que incluso los motores de gasolina podrán tener problemas en emisión de partículas, que actualmente ni siquiera se les mide al homologarlos. Vamos, que los motores de un Clase C Diesel contaminarán menos que cualquier motor de gasolina Euro 4 actual y con una emisión de CO2 “relativamente reducida", de 162 g/km en C200 y C220 y de 191 g/km en el C320 CDI. Claro, que para bajar de 130 tendría que haber conseguido homologar un consumo de sólo 4,9 l/100 km.

Los mejores vídeos