BMW desmiente que quiera salvar Rover

Los malos resultados de Rover, filial de BMW, habrían llevado a ésta última a trazar un proyecto de salvación para la marca británica.

Sin embargo, fuentes de BMW aseguran que no existe tal plan, y que todo es una especulación de la prensa alemana. La revista "Der Spiegel", en su edición del lunes 17 de enero, situaba las pérdidas de Rover en 1.282 millones de euros, unos 212.000 millones de pesetas. Siempre según "Der Spiegel", BMW, en cooperación con su competidor Volkswagen, intentaría reflotar su filial iglesa, algo que los responsables del grupo germano se han apresurado a desmentir. También han asegurado que los datos aportados sobre Rover son inciertos, y que éstos no se conocerán hasta el próximo 28 de marzo.
De momento, lo que sí se sabe con seguridad es que el presidente de BMW, Joachim Milberg, ha solicitado al de Volkswagen, Ferdinand Piech, que sea esta marca la que aporte el chasis del nuevo modelo de pequeña cilindrada que prepara Rover. De esta forma, la firma británica abarataría sus costes de producción en las series 25 y 45. A cambio, BMW cederá a Volkswagen los derechos que tiene sobre la marca Rolls Royce.

Los mejores vídeos