BMW cierra un "ejercicio sin precedentes"

Todavía habrá que esperar a que BMW presente sus datos definitivos en Munich el próximo marzo, pero, por los números barajados en nuestro país, la marca alemana cree que 2001 ha resultado "un ejercicio sin precedentes". Durante este año, se espera que las ventas de automóviles caigan, pero, aun así, BMW se muestra de lo más optimista.

2001, sinónimo de "éxito" para BMW o, al menos, así lo ha declarado el máximo responsable del grupo en nuestro país, Klaus Berning (en la imagen). Según sus cuentas, han estado a punto de vender un millón de automóviles en todo el mundo y su producción ha ascendido a 946.730 unidades.

En Europa, concretamente, ha aumentado sus ventas en un 14 por ciento, hasta alcanzar las 577.515 unidades y en España se han matriculado 30.740 vehículos BMW y 1.500 Mini, lo que supone un incremento del 15 por ciento en relación con el año 2000.

Estas cifras convierten a nuestro país en el séptimo mercado en importancia de ventas, aunque está casi a punto de desbancar a Francia, en el sexto lugar.

Eso sí, estos datos se han conseguido en un año donde se han batido records de matriculaciones en nuestro país, pero, para 2002, la sombra de la recesión amenaza a las economías occidentales. En BMW son conscientes de que las ventas de automóviles disminuirán en España (estiman que en un 3,5 por ciento), pero ellos esperan seguir con el pie en el acelerador.

"No se trata de ninguna misión imposible"
Desde BMW se reconoce que se "avecinan tiempos difíciles, pero no será una misión imposible" conservar los buenos resultados. Así, el Grupo tiene como objetivo matricular durante este año más de 32.500 BMW en nuestro país y 5.000 Mini, lo cual supondrá un crecimiento del 20 por ciento y permitirá alcanzar una cuota de mercado superior al 2,5 por ciento.

Estos datos, según Berning, se apoyarán en el lanzamiento de nuevos modelos, concretamente de la Serie 1, la Serie 6 y el nuevo Rolls Royce. Además, de la renovación de los modelos existentes y la ampliación de las gamas, como el Mini, que en junio recibirá la versión Cooper S de 163 CV.

"Monti, igual a coches más caros en España"
Los números están sobre la mesa, unos números que han tenido en cuenta la sombra de la recesión, pero que no han previsto el "efecto Monti". El comisario de la competencia, Mario Monti, ultima la nueva normativa sobre venta de coches en la Unión Europea, una ley que pretende acabar con el monopolio de los concesionarios.

En BMW, según Berning, confían en que el proyecto Monti no se lleve a cabo o se modifique, ya que, si se mantiene el borrador actual, se producirá un "encarecimiento muy rápido de los coches".

La firma alemana posee en nuestro país una red de 79 concesionarios, con un total de 115 puntos de venta y 102 puntos de servicio, con los que, según ellos, cumplen a la perfección las necesidades de sus clientes. Si el nuevo reglamento sigue en vigor, Berning ha reconocido que no saben cómo asegurar la calidad de servicio posventa.

Estas críticas se suman a las ya pronunciadas por el presidente de Renault, Louis Schweitzer; por diversas asociaciones automovilísticas y el mismísimo canciller alemán, Gerhard Schröeder, quienes aseguran que los clientes serán los primeros afectados por la nueva normativa.