BMW cierra 2001 con cifras récord

La compañía alemana BMW ha anunciado unas cifras récord de ventas y rentabilidad en 2001. No se trata tan sólo del incremento de ventas de los vehículos de lujo en países como España, donde ha salido a flote mucho "dinero negro" aprovechando el cambio de moneda, ya que el aumento de matriculaciones ha sido en todo el mundo.

El grupo germano ha señalado que sus ventas globales se han incrementado en un 7,1 por ciento hasta alcanzar los 37.820 millones de euros (6,3 billones de pesetas).

El beneficio operativo, cuyas cifras no se han ofrecido, estuvo por encima de lo alcanzado en 2000, cuando ya se batió un récord, al obtener 2.380 millones de euros (396.000 millones de pesetas).

Centrándonos en el negocio automovilístico, la facturación fue de 33.500 millones de euros, lo que supone un incremento del 13,1 por ciento. La producción se elevó en un 8,4 por ciento, hasta alcanzar los 904.335 automóviles (excluyendo los fabricados bajo la marca Mini), y las ventas mundiales se incrementaron en un 10,2 por ciento.

Los pronósticos de su presidente, Joachim Milberg, apuntan a que estos buenos resultado han de durar: "confiamos en que la compañía continuará la senda del crecimiento sostenido en 2002".

Los mejores vídeos