"Bicitaxis" en Barcelona

Los "bicitaxis" no son sólo exclusivos de los suburbios de Calcuta; se trata de un negocio floreciente en las grandes urbes de todo el mundo. Londres, Pekín y Nueva York ya cuentan con sus servicios y ahora podrían implantarse en Barcelona, pero la idea cuenta con dos grandes opositores: el Ayuntamiento y los taxistas.

Los ciudadanos de Barcelona se quejan de la dificultad de encontrar un taxi a ciertas horas. La solución a este problema podría venir de la mano de los denominados "bicicab", unos triciclos ideados para el transporte de viajeros. En la Ciudad Condal ya circula una flota de 10 de estos vehículos, pero su implantación definitiva cuenta con dos fuertes detractores, el Ayuntamiento y el gremio de taxistas convencionales.

El Área de Movilidad de Barcelona alega que estos vehículos no pueden circular por las áreas peatonales, no entran en los carriles bici y ralentizan la circulación en las vías normales.

El equipo de Joan Clos tampoco está dispuesto a que en Barcelona florezca este servicio, que va ligado a la imagen de explotación del Tercer Mundo, pero los bicitaxis no son sólo un fenómeno de la paupérrima Calcuta. Paradójicamente, estos vehículos también funcionan en Londres, donde

Untitled Document

Bugbugs , una de las principales empresas de "bicitaxis", está patrocinada por la catalana "Chupa-Chups".