Beneficio récord de BMW a escala mundial

La marca bávara cerró el año 2000 batiendo su propio récord de ganancias netas. En total, recaudó 170.712 millones de pesetas en concepto de beneficios después de impuestos.

El beneficio bruto de la división de automóviles llegó a los 396.000 millones de pesetas, un 13,01 por ciento más que en 1999. Esta cantidad, expurgados los impuestos, se queda en la cifra récord de 170.712 millones de pesetas, la más alta nunca ganada por BMW.

En motos, la empresa obtuvo un beneficio de neto de 4.490 millones de pesetas, nada menos que un 50 por ciento más que en el año anterior.
En el apartado de servicios financieros, BMW ganó 57.400 millones de pesetas, un 9 por ciento más. Por su parte, el departamento de inversión mantiene un ritmo estable y, durante 2000, gastó 355.733 millones de pesetas, poco más que en 1999.
Los problemas de Rover todavía han pesado en esta cuenta de resultados. La "pata" que BMW mantenía en la casa británica sufrió unas pérdidas de 126.785 millones de pesetas. Rover Cars se mantuvo en las cuentas hasta el pasado nueve de mayo, cuando Phoenix tomó sus riendas, mientras que Land Rover contabilizó hasta el 30 de junio, fecha en que pasó a depender de Ford.
Para Joaquin Milberg, presidente de BMW, el año 2001 ha empezado muy bien para la marca. El grupo alemán prevé un avance significativo en las ventas y los beneficios.

Los mejores vídeos