Barcina no ve riesgo de intervención, pero reconoce 'esfuerzos' para cumplir

La presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, ha considerado que en estos momentos la Comunidad Foral no está en riesgo de ser intervenida, 'lo cual no quiere decir -ha añadido- que no tengamos que estar haciendo esfuerzos por cumplir con el objetivo de déficit'.

Al ser preguntada por los periodistas sobre esta cuestión, tras participar en el acto de colocación de la primera piedra de una nueva depuradora en la planta de VW-Navarra, Barcina ha reiterado que el Gobierno foral tiene concedida la financiación que necesita para cumplir el objetivo de déficit.

Y también para 'pagar las nóminas hasta final de año, cosa que no tienen otras comunidades autónomas', ha subrayado.

Al respecto, ha recordado que desde el Gobierno central, en el último consejo de Política Fiscal y Financiera, 'se habló con algunas comunidades autónomas que estaban teniendo unos problemas especiales y ahí no se llamó a Navarra'.

Esto 'no quiere decir que no tengamos que estar haciendo esfuerzos por cumplir con ese objetivo de déficit' ya que, ha dicho, la Comunidad Foral 'es una economía que está dentro de España y dentro de Europa en un momento de gran dificultad'.

Respecto a la eliminación de la paga extraordinaria de Navidad a los funcionarios, Barcina ha precisado que si no tomaron esta medida con el último ajuste presupuestario de 132 millones de euros que tuvieron que hacer por pérdida de ingresos 'es porque no nos parecía lo más acertado en este momento'.

Pero dicho esto, ha indicado que Navarra 'forma parte del conjunto de España y hay medidas que son de obligado cumplimiento'.

'Nosotros no somos insumisos a aquello que se hace a nivel nacional y que es de obligado cumplimiento', ha afirmado Barcina, quien ha señalado que la medida se va a aplicar 'porque si queremos que se respete nuestro autogobierno, nosotros tenemos que respetar las normas que nos hemos dado entre todos los españoles'.

Además, ha añadido que el informe de la asesoría jurídica del Gobierno de Navarra ha concluido que es una medida de obligado cumplimiento y 'todas las comunidades de España, gobierne quien gobierne, la están aplicando'.